• También plantearon la mejora del alumbrado en la localidad y aceras en la antigua N-120

Arcos

 

La Asociación de Vecinos San Lourenzo de Arcos solicitó al Ayuntamiento de Vilamartín de Valdeorras que debe continuar con la mejora de varios caminos en las cercanías del pueblo de Arcos, vías públicas que son muy transitadas.

El colectivo vecinal ya había reclamado el arreglo de la calle principal del pueblo y  “aun así, consideramos que queda mucho por hacer”, argumenta. Además, explica que “somos conocedores de las dificultades económicas que vienen padeciendo los ayuntamientos, entre ellos el nuestro, pero es necesario que el de Vilamartín haga un esfuerzo para seguir manteniendo unas condiciones de vida lo más idóneas posibles para sus vecinos y vecinas, medidas y condiciones que desde esta asociación vecinal continuaremos demandando”.

La asociación señala que las peticiones, que ya fueron trasladadas al alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, se fundamentan en la mejora integral del camino de salida del pueblo, arreglo de varias vías de comunicación, mejora del alumbrado público y de las aceras en la antigua N-120.

 Otra reivindicación fundamental para este colectivo “es la precaria situación del control de aguas residuales así como del vaciado y limpieza de la fosa séptica existente en las cercanías del río Sil a su paso por el pueblo de Arcos. El objetivo es que no sigan vertiendo aguas fecales al río Sil, sin antes ser tratadas”.

En este sentido, considera que es necesaria la construcción de una nueva fosa séptica de mayor capacidad o, en el mejor de los casos, de una depuradora para tratar todos los vertidos que llegan no sólo de Arcos sino también de Valdegodos.

Además, el colectivo vecinal pide al Ayuntamiento de Vilamartín un  compromiso para resolver definitivamente la situación de las aguas fecales. En enero, la Diputación Provincial de Ourense aprobó varios programas de asistencia al Consorcio de Aguas de Valdeorras en la gestión de diversos servicios para el ejercicio de 2018.  Por ello, propone que con ambos organismos y otras administraciones públicas se tramiten las mejoras necesarias para acabar con el viejo problema de las aguas residuales.