• El pregonero de la Festa de As Covas recordó la “deuda” con Florencio Delgado Gurriarán

Trincado y los coveiros homenajeados

 

La Fiesta Pequeña de As Covas de Vilamartín de Valdeorras, como antesala de la ruta grande que se desarrolla el sábado, se desarrolló con la lectura del pregón a cargo de Aurelio Blanco Trincado, presidente del Instituto de Estudios Valdeorreses, música y gastronomía, concretamente una paella elaborada in situ.

Aurelio Blanco Trincado

 

Aurelio Blanco Trincado, recordó que Vilamartín es una tierra de poetas, y realizó una “invocación social a Florencio Delgado Gurriarán, el poeta del vino y de la vid, con el que la Real Academia Gallega y Galicia entera tiene una deuda de gratitud que sólo se le pagaría en parte dedicándole el día de las Letras Galegas”.

Trincado  realizó un homenaje al vino  y a Vilamatín. “Un homenaje al vino _dijo_ es siempre un homenaje a las mujeres y los hombres que después de mucho trabajo durante el año hacen posible el milagro del vino. Hombres y mujeres que para conservar ese néctar de dioses, ese  oro líquido, excavaron la tierra  y las rocas convertidos en covas  que serán templo de esta fiesta pagana”.

Alabó a los “coveiros” de Vilamartín y dijo que esta tierra fue en otro tiempo cabeza de partido judicial,  “tierra de leyendas, elfos, magos y “meigas” que aún habitan en los pazos y en castros que, desgraciadamente,  han desaparecido.

Blanco Trincado señaló que lleva en su sangre a Vilamartín pues sus antepasados por parte de madre son de este municipio.

En Vilamartín, expresó, “se elaboran los mejores vinos”.

La Fiesta Pequeña de As Covas contó con ambiente, ganas de fiesta y un homenaje a los “coveiros”  Benjamín Vedo y José Franco, además del autor del cartel de la fiesta, Miguel Saco. Todos ellos recibieron un obsequio de la mano del presidente de la Asociación de Coveiros de Vilamartín, Manuel Ferrer,  colectivo que organiza la fiesta.

A la “Fiesta pequeña” acudieron el alcalde del municipio, Enrique Álvarez Barreiro, la concejala de Cultura, Amparo Rodríguez y el pregonero del año pasado, el oncólogo Rafael López, entre otras muchas personas.

El alcalde de Vilamartín

 

Una paella popular sirvió para cerrar el preludio de la gran fiesta, que será hoy sábado.

Comienza la fiesta: XXI edición y 45 “covas” para degustar vinos y pinchos.

  • En imágenes:

Aurelio Blanco recibe un obsequio

Concejala de Cultura entre el público

Deramond y el oncólogo Rafael López

El presidente de los coveiros y Aurelio Blanco

Finaliza el pregón

Tres participantes

Participantes de Vilamartín

Paella

Música

Venta de gorros