• La Xunta resuelve las ayudas de Aprol Rural con las que se apoya en los ayuntamientos a contratación de desempleados para labores de limpieza de montes y prevención de incendios
  • La Xunta financia el 100% de los contratos que tendrán que estar vinculados a la silvicultura, gestión de biomasa y valorización forestal o planificación preventiva

 

El presupuesto, con respecto a 2018, crece en un 13% y los Ayuntamientos Emprendedores, que tuvieron prioridad a la hora de acceder la estos apoyos, logran el doble de contratos que los municipios que no cuentan con este distintivo autonómico que busca favorecer la actividad industrial en la Comunidad, llegando a repartirse el 60% del total de la inversión.

La Consellería de Economía, Empleo e Industria financiará el 100% de los contratos que realicen las entidades locales del rural gallego, que tendrán que estar vinculados a la realización de tareas relacionadas con la gestión del monte y la prevención de incendios en las fajas secundarias. Así, los desempleados podrán contratarse para el desarrollo de actividades de silvicultura, limpieza de montes, la gestión de la biomasa, la valorización forestal o la planificación preventiva. El objetivo es proporcionar a las personas sin trabajo que habitan en los ayuntamientos rurales de Galicia -aquellos que no cuentan con ninguna zona densamente poblada a nivel parroquial- una experiencia práctica y profesional necesarias para facilitar su inserción en el comprado de trabajo.

La Administración autonómica mejoró este año esta iniciativa eliminando los límites de contratación por ayuntamiento e incentivando con más contratos a las localidades fusionadas y a las adheridas al protocolo de Ayuntamientos Emprendedores. Asimismo, tuvieron prioridad los municipios con mayor superficie forestal. Se aumentó, además, la cuantía media por trabajador, que este año se sitúa en los 13.176 euros, cerca de un 20% más que el ejercicio anterior, atendiendo de este modo también la subida establecida para el salario mínimo interprofesional.

Aprol Rural forma parte de una medida activa de empleo dirigida a la mejora de la ocupabilidad de las personas sin un puesto laboral. Los trabajadores y trabajadoras que se contraten tendrán que estar inscritos en el Servicio Público de Empleo de Galicia (SPEG) y la duración de los contratos será de 9 meses y a tiempo completo.

El objetivo de estos programas es la mejora de la empleabilidad de las personas participantes, que tienen que estar inscritas en el Servicio Público de Empleo de Galicia (SPEG). Con esta iniciativa, por lo tanto, se le ofrece a los participantes una oportunidad para adquirir una experiencia laboral que redunde en su empleabilidad.