• El Ayuntamiento inició controles para evitar la utilización indebida de la traída y el alcalde invita a un consumo responsable

Vilamartín

 

El alcalde de Vilamartín de Valdeorras, Enrique Álvarez Barreiro, advierte que el agua del suministro es escasa e invita al consumo responsable. Señala que en septiembre si no llueve, el próximo mes de septiembre podrían registrarse “un problema grave de falta de suministro” y restricciones importantes. Muestra su preocupación al respecto: “No hay agua, el arroyo donde se capta, Enxamido,  se está quedando sin agua ”, argumenta.

Además, en los últimos días, el casco urbano de Vilamartín tuvo problemas de abastecimiento de agua, según el regidor, por la utilización indebida de la misma.

Un lavadero de Cernego

 

Los problemas empezaron en la noche del domingo 13 de agosto al lunes, 14 de agosto, cuando se vaciaron los dos depósitos y los vecinos estuvieron la mañana del lunes sin abastecimiento.

El mismo problema volvió a pasar en la noche del lunes al martes. Después de comprobar que no hay averías que causen el desperdicio del agua el grupo de gobierno, ayudado por muchos vecinos, está empezando a vigilar dónde se puede gastar indebidamente el agua para consumo humano.

Hace un mes se editó un bando recordando que el agua de la traída es so para consumo humano y que no se puede usar para regadío y otros usos.

 La falta de agua por la sequía está siendo un problema en otros  ayuntamientos de la comarca. A Rúa, por ejemplo, capta provisionalmente del embalse de San Fiz (Petín).

En el caso de Vilamartín, además de la sequía, el problema se agrava debido al uso indebido por parte de algunos de vecinos ya que un depósito lleno puede llegar a abastecer hasta 3 días un consumo normal de agua a la población.

El alcalde de Vilamartín recuerda que existen sanciones si se abusa del consumo e invita a no malgastar un bien tan preciado y escaso.

Un lavadero de un pueblo de Vilamartín