• En la extinción trabajaron 1 técnico, 16 agentes, 26 brigadas, 17 motobombas, 1 pala, 3 helicópteros y 1 avión

El fuego

 

La noche del sábado, la madrugada del domingo y prácticamente toda esta jornada se convirtió en una lucha contra el fuego en el entorno de Valencia do Sil y Correxais, en el municipio de Vilamartín de Valdeorras, que mantuvo en vela y en vilo a los vecinos. El incendio se dio por estabilizado a las 15,30 horas del domingo, si bien los medios aéreos y terrestres actuaron hasta que cayó la tarde-noche.

El avión sobre el incendio de Valencia do Sil

 

El incendio se inició el sábado a las 23,22 horas y según las últimas estimaciones de la Consellería de Medio Rural afectó a unas 40 hectáreas. En su control trabajaron 1 técnico, 16 agentes, 26 brigadas, 17 motobombas, 1 pala, 3 helicópteros y 1 avión.

“No pegamos ojo. Pasamos toda la noche en vela pendiente de las llamas y con mucho miedo a que llegasen hasta las casas”, comentó una vecina de Valencia do Sil.

El avión sobre el fuego

Los trabajadores de las brigadas terrestres y aéreas se emplearon a fondo para combatir las llamas, que se prolongaron durante muchas horas.