• La Asociación Cultural O Mosteiro de Vilanova (O Barco de Valdeorras) celebra su 25 cumpleaños

Hace 25 años nació en Vilanova la Asociación Cultural “ O Mosteiro “ . Corría el año 1993 cuando un grupo de vecinos dirigidos por el ya desaparecido José Manuel González, se organizaron en forma de Asociación para distinguir culturalmente al pueblo de Vilanova (O Barco de Valdeorras).

Desde aquella, incesantemente, las directivas de la Asociación, trabajan para proveer a los vecinos, asociados o no, de diferentes eventos. Diversidad de talleres se organizan durante el año, tales como cursillos de pintura, cestería, fabricación de jabones, champús y muchos otros que de alguna forma distraen a unos vecinos afables en el trato.

Lo más destacado y perpetuo desde el principio es la ya famosa Semana Cultural, unos días envidiables plagados de actos lúdicos preparados a medida para mayores y pequeños. Destacar que la asociación no está enmarcada exclusivamente para los vecinos de Vilanova, pues son muchos los asociados no residentes.

El pasado día 11, se puso el broche de oro a la Semana Cultural, siempre se remata con un ciclo de conferencias a las que ponentes de relieve son ganados por la directiva para compartir sus conocimientos con un público ansioso de saber. Este año, como en alguna otra ocasión, fue el destacado arqueólogo Santiago Ferrer Sierra el encargado de nutrir de nuevos conocimientos a unos fieles asistentes mermados año tras año por la cantidad de decesos que está sufriendo el pueblo. Su conferencia giró en torno al Campamento Militar de Bande (Ourense). Ilustró de forma amena a los asistentes a los que también les habló de la Vía Nova que une Braga con Astorga. Una nutrida asistencia de diversas edades pudo terminar deleitada de la misma forma con la oratoria del prestigioso arqueólogo. Él mismo manifestaba que se sentía muy a gusto cuando impartía alguna conferencia en el pueblo y calificaba al público asistente de muy culto y con ganas de saber.

Desde hace unos años asume la directiva de la Asociación nuevo grupo de mujeres a la batuta de nueva presidenta con la que hemos tenido la oportunidad de hablar y preguntarle. Ella, que reside en tierras andaluzas, se siente orgullosa y satisfecha de dirigir la Asociación sin dejar de mencionar al resto de directivas, que según ella “son las que hacen todo el trabajo, sin la entrega de las demás sería imposible seguir adelante” tal es la satisfacción que demuestra que dice :“resida donde resida siempre estaré arraigada a Vilanova” “en vilanova nacín, a Vilanova vireín y en Vilanova me enterrarán”.

Continua diciendo, que este año, para dar un aire nuevo y con motivo del 25 aniversario trajeron a los gaiteiros, “lo que nunca antes se había hecho”. Preguntamos sobre la poca diferencia que se ve entre los actos de la antigua directiva y la que ella preside. Dice que “echa de menos la demanda de los socios; los socios no demandan y por ello no hay innovaciones , si no hay más dinamismo es por qué los socios no lo requieren”. Quizá poco acertada la respuesta, pero es de entender ante el ruido y la euforia del momento.

La Asociación, por palabras de la Presidenta, se nutre en su mayoría de las subvenciones del Concello de O Barco de Valdeorras así como de la Diputación de Ourense, además de la aportación de los socios, ello les da, siempre por palabras de la presidenta, para cubrir cosas pequeñas, no pueden planear actos a mediana o gran escala ya que es mejor planificar a lo seguro.

En nuestro resumen final: Venimos cubriendo estos actos desde hace varios años y aunque duela tenemos que decir que hemos notado notable falta de asistencia con respecto a años anteriores. No sabemos por qué, pero sin justificada ausencia faltó también el Regidor del Ayuntamiento, que buena ocasión hubiese tenido para sacar foto cercana a los terrenos en los que pretende echar hormigón para llamarle pistas deportivas. Si estaba el Concejal de Medio Rural, que por ende, es vecino y de intuir que un socio más. En esta ocasión, como casi siempre, los vecinos presentes completaban las faltas. Conociéndoles, podemos aseverar que a ciegas saben llenar cualquier acto al que se les convoque. Nuestra enhorabuena a unas gentes humildes que aún llenas de saber ansían conocer más, siempre receptivas y sintiéndose a gusto complaciendo a cualquier visitante que se acerque a su pueblo que es de todos.

 

En imágenes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Texto e imágenes por Manuel Álvarez