• “El piragüismo es un deporte duro y exigente que ayuda a desarrollar la constancia”
  • “Mi intención es seguir con este deporte de por vida y mi proyecto es entrenar día a día y mantenerme”

El palista Jesús Rodríguez León

 

Jesús Rodríguez León, palista del Fluvial Barco, natural de O Barco de Valdeorras, atesora un buen número de trofeos y medallas en el mundo del piragüismo. Ha sido campeón del mundo en distintas ocasiones y modalidades, concretamente en aguas bravas y maratón. Ha conquistado las cimas de este sacrificado deporte gracias a su entrega, dedicación y horas de entrenamiento durante muchos años.

El piragüista  va de regata en regata en regata si bien su objetivo es entrenar, mantenerse y  practicar de por vida dicho deporte. El pasado mes de julio estuvo en Croacia en el Campeonato de Europa de Maratón, donde  consiguió ganar el K1 veterano y el K2 veterano.

 

¿Qué supone para ti contar con tantos trofeos y medallas?

Para mí es una motivación pues estoy entrenando todo el año. Normalmente, tengo tres competiciones que son las tres principales y la de Croacia era una de ellas. El objetivo es conseguir ganar o, simplemente quedar lo mejor posible, pues a veces quedas tercero, cuarto o quinto y te sale una mejor regata que ganar.

 

¿Para llegar a ser como tú qué hace falta?

Llegar hasta aquí supone muchos años de entrenamiento. El piragüismo es un deporte muy duro y muy exigente. Se entrena no sólo en piragua, sino también mucho en gimnasio y carrera.  Se hace duro durante todo el año pues empezamos la temporada en noviembre y acabamos en septiembre. Son temporadas muy largas y estamos desde febrero compitiendo casi todos los fines de semana. Eso da un punto de calidad, un buen nivel de competición.

 

¿Has conquistado muchas cimas, hasta dónde te gustaría llegar dentro del piragüismo?

Mi proyecto es mantenerme día a día y entrenar. Ese es el objetivo. Es bonito ganar trofeos pero lo más importante es, año tras año, mantenerse ahí.

 

¿Cuál es la parte más bella del piragüismo?

Lo más bonito es la gente con la que entrenamos y a la que conocemos cuando vamos a regatas. Este es un deporte muy sacrificado que da unas experiencias para la vida. Lo bueno de este deporte es que hace crecer la constancia para preparar cualquier proyecto o trabajo.

Jesús Rodríguez León

 

¿Qué es lo más inmediato ahora?

Lo más inmediato son las regatas provinciales de este verano, alguna nacional y, en septiembre, el Mundial de Maratón en Portugal, al que acudiré, y después el Descenso del Sil en O Barco de Valdeorras, la prueba reina del Club Fluvial Barco.

 

¿Cuál es tu modalidad?

Hago un poco de todo: aguas bravas, que  es un poco la que mejor resultado de me dió; maratón; ríos y travesías y un poco de kayak de mar, en definitiva, “se tocan todos los palos”. Y eso es lo que da el punto de ser competitivo en todas las distancias y categorías.

 

En Valdeorras el piragüismo está en un momento álgido…

Sí, la verdad que en la comarca llevamos unos años muy buenos. Impartimos muchos cursillos en el Fluvial Barco y, de hecho, el año pasado hubo 110 licencias. Las condiciones para entrenamientos son duras. En invierno nos desplazamos hasta A Rúa para entrenar pues en O Barco es imposible hacerlo puesto  las condiciones del Sil son muy difíciles.

 

Su intención es seguir con este deporte…

Sí, de por vida.

Jesús Rodríguez