• Dani Ossorio nos continúa acercando la fotografía de miniaturas o ‘Toy Photography’
  • En esta ocasión utiliza una escala más pequeña de lo habitual, optando por una 1/43
  • Relata el ‘work in progress’ y además, nos muestra un vídeo explicativo del retoque

 

Referencia para comprobar la pequeña escala de este trabajo 1/43

Parto de la idea era transformar estas dos miniaturas y ‘ponerlas’ en una carrera en un desierto norteamericano.

Para simular el asfalto de la carretera usé lija al agua de grano fino, desgasté un poco por los sitios donde pasan los coches y la pinté con tiza de color amarillo la linea del arcén. Para la arena, utilicé harina de maíz que fue tamizando con un colador por encima del papel de lija.

 

Para la iluminación usé un speedligth de mano con un softbox rectangular de 50×70, el cual lo puse en un lateral, para que la sombra que diesen los coches fuese lo mas parecida posible a la que da el sol antes de ponerse.

 


El encuadre lo ladeé exageradamente para dar sensación de velocidad, a mi me recuerda a las carreras de Nascar cuando toman esas curvas con tanto peral.

 

 

Realicé unas 15 tomas, moviendo el anillo de enfoque del objetivo, al ser miniaturas, se nota mucho la profundidad de campo incluso con diafragmas cerrados.
Con las 15 tomas usé la técnica del “focus stacking” para mezclar las imágenes en el ordenador y “escoger” de cada una la zona con mas enfoque, el resultado que se consigue es bastante similar a cuando hacemos la foto a un coche de tamaño real, la profundidad de campo es muy grande.

 

Una vez contento con el resultado, pasé a elegir la imagen que pondría de fondo para fusionarla con la mía.

Para finalizar,retoqué el color para darle un aspecto mas cinematográfico.

 

El proceso en vídeo

 

Resultado final