• La Consellería de Medio Rural incluye las ayudas en la Orden de reconversión y reestructuración del viñedo dando “prioridad uno” a las zonas dañadas por fenómenos meteorológicos adversos

La reunión

 

La Consellería de Medio Rural evaluó en el Consejo Agrario gallego los daños producidos por las heladas en los viñedos y del paquete de medidas puesto en marcha desde la Xunta de Galicia para paliarlos. Entre las novedades, la conselleira Ángeles Vázquez adelantó que la administración publicará en los próximos días una orden de subvenciones por importe de 1,4 millones de euros para ayudar a la replantación de aquellas vides dañadas.

Con el fin de apoyar a los viticultores afectados, este año, en la Orden de reconversión y reestructuración del viñedo tendrán “prioridad uno” aquellas zonas dañadas por fenómenos meteorológicos adversos. De hecho, esta circunstancia será valorada con mayor puntuación a la hora de evaluar los proyectos presentados.

Cepa quemada por la helada en Valdeorras

 

Esta medida se une a las otras ya puestas en marcha desde la Xunta de Galicia como los 10 millones de euros movilizados para mejorar la liquidez de las explotaciones o los 4,7 destinados a la contratación de seguros agrarios. En este sentido, se está actuando en la misma línea que con otros sectores en dificultades, como el lácteo.

Además, se convocó la Comisión Territorial de Seguros Agrarios a instancia de la propia Consellería de Medio Rural, en la que las asociaciones profesionales agrarias también están representadas en ella, y se creó un grupo de trabajo específico para dar entrada también a los consejos reguladores de las denominaciones de origen.

A nivel técnico, se trabajó desde lo primero momento a través de la Estación de Viticultura y Enología de Galicia (Evega) para valorar los daños y dar un tratamiento adecuado y, como puntualizó Ángeles Vázquez, “se sigue evaluando y haciendo un seguimiento para conocer cómo actuar en las vides de cara hacia el futuro”.