• Uniones Agrarias manifiesta “no entiende que desde Medio Rural no se escuche a los productores”

Cepa seca

 

Uniones Agrarias viene de registrar una nueva solicitud de reunión en la Consellería de Medio Rural para poder conocer los planes de contingencia que desde el departamento de Ángeles Vázquez se van a poner en marcha para tratar de atajar la situación límite en la que se encuentran los productores agrícolas y ganaderos, con motivo de las sucesivas crisis climáticas que se están registrando en Galicia desde el pasado mes de abril.

Para la organización resulta inexplicable que cuando todos los expertos e institutos científicos coinciden en señalar la este año como uno de los peores para la actividad del sector primario, la Xunta de Galicia tenga cerrada toda interlocución con los productores en un afán de esconder la falta de una respuesta proporcionada y suficiente para tratar de salvar la forma de vida de muchas familias del medio rural. Una realidad que contrasta con la actitud de los gobiernos de otras comunidades, como Castilla y León, Rioja, Castilla la Mancha, etc, en los que se activaron mesas de crisis por la sequía desde hace meses.

UUAA va a emplazar de inmediato las fuerzas políticas presentes en el Parlamento gallego, para trasladarles la necesidad de articular medidas legislativas urgentes para evitar que comarcas enteras de la provincia de Ourense y sur de Lugo se acaben de vaciar de población, al haberse convertido por la sequía y las heladas en territorios incompatibles con la actividad agroganadera sin un plan de rescate inmediato.

Desde el sindicato se va a iniciar una campaña de movilizaciones, que partiendo de la zona cero de las calamidades climáticas, el ayuntamiento de Viana do Bolo, se va a ir extendiendo por toda la Galicia rural, olvidada por el gobierno gallego pese la el presidente Feijoo afirmó en su toma de posesión que esta sería la legislatura del rural.