• Díaz Mouteira subraya que la provincia ourensana es la que cuenta con mayor número de casas del mayor para mejorar la atención a la dependencia en ayuntamientos rurales de menos de 5.000 habitantes
  • La delegada territorial de la Xunta en Ourense visitó el centro abierto hace tres meses en el municipio de A Gudiña
  • En la primera convocatoria de las ayudas para la creación de estos recursos se concedieron a la provincia ourensana un total de 15 equipaciones, la mitad de los aprobados en toda Galicia
  • Las Casas del Mayor facilitan la atención profesional y personalizada la mayores de 60 años dependientes y también la conciliación

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, destacó que la provincia ourensana es en la que se implantará un mayor número de Casas del Mayor durante este año, un total de 15, la mitad de las aprobadas en toda Galicia en la primera convocatoria de las ayudas para la creación de estos recursos activada por la Consellería de Política Social. Díaz Mouteira incidió que estos recursos, junto con las Casas Nido, muestran la apuesta del Gobierno gallego por “un rural vivo, dinámico y que cuide tanto de sus mayores como de sus pequeños”. Lo dijo durante la visita a la Casa del Mayor de A Gudiña, que lleva en funcionamiento tres meses y en la que reciben una atención personalizada y profesional tres personas mayores del municipio.

La representante del Gobierno gallego en Ourense afirmó que la Xunta seguirá promoviendo la creación de Casas del Mayor de cara a el próximo año. De hecho, el compromiso es que Galicia cuente en 2020 con 60 servicios de este tipo, el doble de los aprobados en la actualidad. El objetivo es garantizar que las gallegas y gallegos puedan elegir libremente como y donde hacerse mayores, con alternativas como estos centros que hacen posible que el hecho de ser dependiente no implique que tengan que dejar sus parroquias.

Díaz Mouteira subrayó que estos recursos permiten que las personas de más edad estén bien acompañadas y reciban la atención que necesitan cerca de sus casas y parroquias, tal y como prefieren. También hizo hincapié en la importancia que tienen para que los familiares puedan conciliar el cuidado de sus mayores con la vida personal y laboral.

Las Casas del Mayor siguen la filosofía de las Casas Nido, pero adaptadas a las personas de más de 60 años en situación de dependencia moderada o severa. Funcionan como pequeños centros de día en ayuntamientos de menos de 5000 habitantes y son gratuitos para las personas usuarias, que incluso tienen la opción de escoger el horario en el que asisten, hasta un máximo de 8 horas de lunes a viernes.

La Xunta destinó a la creación de una treintena de Casas del Mayor cómo esta de A Gudiña más de un millón de euros. De esta inversión, 400.000 euros se dirigieron a adecuar los inmuebles al nuevo servicio y los 600.000 euros restantes a financiar el desarrollo de la actividad. La Administración autonómica trabaja en una nueva convocatoria de ayudas que permitirá la puesta en marcha de otras 30 equipaciones de este tipo.