• La prensa especializada que visitó Valdeorras el fin de semana afianza una buena impresión de los blancos y la comarca y descubre el potencial de sus tintos

 

El viaje de prensa, organizado por el Consello Regulador, ha tenido como objetivo contribuir a acercar los vinos de la zona a un público más joven, consumidor mayoritario de contenidos digitales

“La impresión que llevan es muy positiva a nivel global. Muchos de ellos ya conocían nuestros blancos y, sobre todo, nos han transmitido que les ha sorprendido enormemente la calidad de nuestros tintos”. Son palabras del presidente del Consello Regulador de la D.O. Valdeorras, José Luis García Pando, tras la visita de un grupo de bloggers y periodistas especializados en vino a la comarca durante el fin de semana.

Los nueve miembros del grupo –siete mujeres y dos hombres- visitaron los principais puntos de interes turístico de Valdeorras, descubrieron el encanto de las cuevas y de la gastronomía autóctona y asistieron a una cata comentada en la sede del Consello Regulador, en la que pudieron degustar varias docenas de referencias de bodegas de la zona.

“La iniciativa surgió a partir del grupo de gobierno del Consello y también de bodegas que pensamos que hay que buscar nuevas vías de promoción y que ésta es interesante porque ayuda a divulgar la singularidad de nuestro territorio entre la xente más joven”, considera García Pando. En este sentido, uno de los objetivos de la organización de este viaje de prensa es acercar los vinos valdeorreses a un público de menor edad, consumidor mayoritario de contenidos digitales.

Crear Marca Valdeorras

Los miembros del grupo elaborarán, tras la visita, informaciones y artículos de opinión sobre el potencial vitivinícola del territorio amparado, contribuyendo con esto a crear Marca Valdeorras. En paralelo, durante todo el fin de semana dinamizaron los perfiles de redes sociales de sus medios con contenidos concretos del viaje.

En total, los medios de comunicación y blogs representados en el viaje tienen un alcance global superior a los 400.000 lectores. Los participantes procedían de diversas ciudades españolas tales como Madrid, Málaga, Valencia o Bilbao, entre otras.