A Costiña, una magnífica ‘interpretación’ de la Brancellao

«Es difícil embotellar el sabor de una tierra, pero a veces es posible.». Hnos. Sánchez Rodríguez, Fundadores de Alan de Val

 

Hoy os acercamos una apuesta por lo autóctono por parte de la bodega valdeorresa Alan de Val.

Se trata de un vino elaborado 100% con Brancellao. Las cepas están plantadas en la viña homónima que tiene suelos de pizarra descompuesta y cuarcitas y cuenta con un desnivel del 30%.

La bodega, sita en A Rúa, aparte de mantener la pasión por las uvas referentes de la comarca como son la Godello, la Mencía y la Garancha Tintorera no se olvida de la Sousón, la Caíño y la Brancellao.

De esta última, nace ‘A Costiña’, un claro ejemplo de los “vinazos” que estas uvas gallegas pueden alumbrar. Como el amor por el ‘terruño’ y la voluntad de apostar por lo propio dan un gran resultado. No somos expertos pero los que entienden hablan maravillas, tanto en vista, como en olfato y en boca. Intenso, con buena acidez, equilibrado y amplio, con color rojo intenso brillante y limpio y con notas a frutos rojos, regaliz y florales, lo definen. Vamos, un vino excelente y que encima, tiene buena guarda (¡Puede ser incluso mejor!). Nosotros vamos a decir que lo hemos probado y nos ha encantado. Está, sin tecnicismos, espectacular.

 
Sobre A Costiña 2017

Se trata de un vino de finca, como os comentábamos, de la finca A Costiña sita en San Miguel. Elaborado 100% con uvas seleccionadas de la variedad Brancello. Tras una vendimia manual en cajas de 14 kilos el vino se ha envejecido en barricas borgoñonas de roble francés durante un tiempo entre 18 y 20 meses. Su producción es limitada y tiene las botellas numeradas. Graduación alcohólica: 14,5º

 

Y para maridar

A Costiña es un vino ideal para asados al horno, para aves de corral o parrilladas de carne. También conjuga perfectamente con quesos curados y semicurados, pero personalmente os recomendamos un par de propuestas, las que tomamos para beberlo: pulpo á feira y un guiso de caza (en nuestro caso jabalí).

 

Esperemos que pronto, aparte de ser la cuna de la Godello, Valdeorras sea el referente de la Brancellao. Proyectos como A Costiña de Alan de Val, son un magnífico aval.

 

Godello uva recuperada, Valdeorras comarca referente y Avancia Cuveé de O su mejor exponente según The New York Time