• Por el sumiller José Luis del Campo

 

Lo que es cierto es que los vinos rosados llevaban desde 2013-14 siendo una tendencia en alza en el consumo de los vinos tanto a nivel nacional como internacional y más en la época estival.

Marcados principalmente por la tendencia a nivel internacional de la moda por los vinos rosados de estilo provenzal, en España se empezaron a elaborar también de ese estilo, unidos a los que ya se elaboraban de más cuerpo y mayor intensidad cromática y a los ya muy nuestros ‘claretes’.

En 2017 -18 ya eran muchísimas las bodegas que se lanzaban a la elaboración de un vino rosado en sus portfolios.

 

Los incremento en el consumo/ ventas de rosados (vinos en teoría para ser bebidos inmediatamente), se convirtió en una fuente de obtener ingresos por parte de las bodegas más inmediata que la elaboración de tintos con cierta crianza, que hacían que el retorno económico fuera más largo.

La moda y la inmediatez del consumo, sin duda causaron furor en el mundo de los rosados hasta el punto de que hablamos que , anualmente, los incrementos de consumo con respecto al año anterior, siempre superaban de largo los dos dígitos.

Pero este año 2019 nos ha generado este tipo de vinos ciertas dudas. He consultado al comparador Vinos.wine sobre las búsquedas realizadas en la época estival según la tipología de vino. Analizados los datos de forma comparativa con respecto a las búsquedas del año 2018 ofrecidas por este comparador, la mayor sorpresa la he encontrado en el que el número de búsquedas de vinos rosados a través del comparador se ha reducido en un 36% frente al año pasado.

 

Ojo, hablo de datos, cosa que es solo orientativa. Pero si de las búsquedas se derivan futuras compras, ¿se habrán vendido menos vinos rosados este año que los anteriores? ¿Se estará acabando la moda de los rosados? ¿Estará el mercado de los rosados recibiendo tantos vinos de diferentes bodegas que ya se ha saturado?

Hasta que se cierre el año y, probablemente, unos meses más, no tendremos cifras ciertas del consumo de vino rosado a nivel nacional e internacional, pero me gustaría saber si muestra una caída o estancamiento en sus ventas, “cosa que igual no ocurre realmente y las tendencias online nada tienen que ver con la realidad finalmente”.

Me gustaría saber que opináis del tema.