La vendimia de 2015 en las 5 denominaciones de origen gallegas puede calificarse de excelente tanto en calidad como en cantidad.

  • Así lo refleja un informe de la Consellería de Medio Rural y del Mar, elaborado de acuerdo con las previsiones hechas por los propios consejos reguladores
  • La cantidad de uva recogida se incrementó en un 20,85% con respecto a 2014
  • Esta será la segunda mejor vendimia de los últimos diez años, después de la de 2006
Vendimia 2015 en Valdeorras

Vendimia 2015 en Valdeorras

La vendimia de este 2015 en las cinco denominaciones de origen de Galicia (Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras) puede calificarse como excelente, de acuerdo con las previsiones hechas por los propios consejos reguladores, tanto desde el punto de vista de la cantidad como de la calidad.

Así se desprende de un informe elaborado por la Consellería de Medio Rural y del Mar, en el que se constata un incremento del 20,85% en la cantidad total de uva recogida con respecto a la vendimia de 2014. De este modo, para este año la previsión de la cosecha es de 63 millones de kilos de uva, frente a los 49,8 millones de la campaña de 2014.

Por denominaciones de origen, el mayor incremento previsto con relación al año pasado se registra en la de Rías Baixas, con un 27,82%. Le siguen la D.O. Monterrei, con un 19,4% de aumento. Muy cerca de esta cifra está O Ribeiro (incremento del 19,3%).

La positiva evolución registrada en relación con la última temporada viene a confirmar la tendencia de los últimos diez años. Así, de hacerse efectivas las previsiones, la vendimia de 2015 será la segunda mejor del período, sólo superada por la de 2006, en la que se recogieron algo más de 64 millones de kilos en las denominaciones de origen de Galicia. En la siguiente tabla figuran los datos totales de kilos recogidos en la última década, evolución que también se puede apreciar en la gráfica:

AÑO 
COSECHA (kg.) 
2006
64.024.521,0
2007
41.417.808,0
2008
40.688.762,0
2009
47.400.321,0
2010
57.710.898,0
2011
77.897.267,0
2012
44.203.063,0
2013
57.784.603,0
2014
49.863.480,4

2015

63.000.000,0

Este año la mayoría de comarcas comenzaron a vendimiar en la última semana de agosto, adelantándose así una semana respecto a anteriores campañas. En Ribeiro, Rías Baixas y Ribeira Sacra estiman terminar la vendimia en la primera semana de octubre, mientras que en Monterrei y Valdeorras esperan haber acabado a mediados o finales de septiembre.

Las temperaturas fueron en general superiores a otras campañas, provocando el adelanto en la maduración y las importantes oscilaciones térmicas entre el día y la noche favorecieron la síntesis de compuestos aromáticos, aportando complejidad e intensidad, al tiempo que se conserva el frescor. La falta de precipitaciones durante el ciclo de la vid favoreció un excelente estado fitosanitario de la uva, con el que disminuyó la cantidad de tratamientos necesarios.

El estrés hídrico de las plantas permitió además la obtención de uvas de pequeño tamaño aumentando la relación pellejo/pulpa y por tanto la concentración de aromas.

Como hechos destacados, en la Ribeira Sacra hay que destacar que el buen estado sanitario de la uva no se debe sólo a las buenas condiciones climatológicas, sino también al trabajo de los viticultores que cada vez más hacen poda en verde y mantienen las cepas con la carga adecuada. En O Ribeiro este año el Órgano de Control y Certificación de la D.O. dispone de una aplicación informática de alta movilidad, que permite máxima garantía en la trazabilidad y Control de Calidad.

Hace falta destacar también que para controlar esta vendimia se movilizaron por parte de las distintas denominaciones de origen y de la Consellería de Medio Rural y del Mar más de un centenar de técnicos, entre personal fijo y eventual.