Un vecino de A Coruña, amante del río Sil, que ha pasado sus vacaciones en O Barco de Valdeorras, y que acude cada año a la playa fluvial en verano, dedicó su tiempo de ocio en este espacio verde para acondicionar una “zona de baño” o “mini poza” para las personas que acuden cada día al río. Y lo hizo con sus propias manos, colocando algunas piedras a modo de barrera vertical, que ahora permite a los bañistas refrescarse. Eso sí, con un profundo y casi sagrado respeto al lugar, sin alterar en ningún momento el medio natural ni causar ninguna variación que afecte al cauce ni, por supuesto, en el entorno.

poza en el rio sil de o barco de valdeorras
Lo curioso de todo ello es la expectación y agradecimiento que ha causado la iniciativa de este veraneante entre las personas que acuden cada día al río. Algunos ofrecieron su colaboración y otros le han dado las gracias una y otra vez.

poza para bañarse en el río Sil
Con este sencillo sistema, una pequeña barrera natural que no retiene ni detiene la corriente de agua aprovechando el escaso caudal, ha hecho feliz a los bañistas: “Estamos encantados. No se podía entrar en el agua. No nos podíamos refrescar. Ya sabemos que aquí no se puede nadar, pero lo triste es que era imposible mojarse. Ahora sí. Todos estamos encantados y muy agradecidos, mucho”, comentaron a la vez personas que día a día disfrutan del río.

poza rio sil
Y es que los que aman el Sil y su entorno saben que con muy poco es posible disfrutar al cien por cien de este espectacular entorno. En este caso, este turista le ha puesto imaginación y un poco de paciencia sin vulnerar ninguna norma.

rio sil poza

Susana Prieto

Susana Prieto

Susana Prieto

http://valdeorrasdecerca.blogspot.com.es/