La perrera comarcal de Valdeorras  inició su actividad hace menos de un año con la acogida de 15  perros y ahora  es la casa de más de 70. De ellos, al menos 30 han sido entregados por sus propios dueños (en este caso hay que abonar 35 euros), ante la imposibilidad de seguir haciéndose cargo de ellos, y el resto, fueron recogidos en la vía pública.
perrera comarcal a rua
Este centro de recogida de animales domésticos funciona a pleno rendimiento y es visitado por vecinos de la zona que que quieren hacerse con una mascota.
Los principales candidatos para la adopción son los cachorros, pues la mayoría cree que se adaptan mejor a los nuevos dueños, si bien, los responsables de la perrera animan a que los vecinos opten también por perros adultos pues lo único que necesitan es “el calor de un hogar y no tienen por qué ser menos cariñosos que los jóvenes”, dice Carlos Mateo García, operario del centro.
20150614_165343
Una de las novedades del centro, añade,  es que ha ampliado su servicio a dos ayuntamientos más de la comarca de Valdeorras, concretamente Carballeda y O Bolo, pues hasta ahora cubría O Barco, Rubiá, Vilamartín, A Rúa, Petín, Larouco, Manzaneda, San Xoán de Río y Vilariño de Conso.
perrera comarcal valdeorras
La adopción cuesta 40 euros y los encargados de la instalación siguen invitando a la población a dar una familia a estos perros, gesto que implica responsabilidad y amor por los animales. Y es que la mirada de estos animales lo dice todo, están pidiendo a gritos un dueño.
perrera valdeorras
Susana Prieto

Susana Prieto

Susana Prieto