Nos hacemos esta pregunta después de escucharlo en varias ocasiones en nuestra Comarca, sobretodo, en O Barco. Es verdad que hay una sustituta sexual en nuestra Comarca, no hemos conseguido más datos ni nada que nos haga intuir que sea cierta la información, pero tampoco podemos desmentirlo con rotundidad, las conversaciones existen…si es verdad o no, el tiempo lo dirá.

Fotograma de la película "Las Sesiones"

Fotograma de la película “Las Sesiones”

Aprovechamos la ocasión para investigar sobre esta profesión “diferente” e intentar aportar un poco de luz.

Es una profesión desconocida, que tuvo su momento a raíz de la premiada película y nominaciones al Oscar incluidas “Sesiones”, que protagonizaron John Hawkes y Helen Hunt.

Pero la realidad, supera a la ficción, son una realidad, sobretodo en E.E.U.U. y en auge en Latinoamérica, pero todavía son pocos los lugares en los que se ofrecen estos servicios, de ahí lo llamativo del rumor.

Mujeres y hombres, que trabajan para ayudar a enfrentar y superar los problemas sexuales que tengan otras personas. Es un trabajo poco convencional, que se realiza en conjunto con un terapeuta. Deben tener conocimientos para ayudar a superar fobias, traumas y problemas sexuales, y sus funciones para ayudar al paciente van desde conversaciones telefónicas, charlas on-line, citas y hasta relaciones sexuales.

Deben tratar cada caso, y en función de las necesidades optar por una cosa u otra. No se trata de mantener relaciones sexuales porqué sí. En algunos casos el sexo será una herramienta necesaria pero en muchos otros no.

No es una profesión sencilla y en sus inicios tildada de machista (años 50, ya que se presuponía que únicamente el hombre podría beneficiarse de su trabajo), aunque las estadísticas revelan un aumento de las mujeres que “necesitan” de estos servicios para lograr una vida sexual satisfactoria.

Llegados al punto de igualdad actual, la polémica sigue servida entre terapeutas.

056smf_a

Tendencias que dicen que tener encuentros sexuales o relaciones sexuales con una pareja sustituta no ayuda a desarrollar una relación con otra persona. Pues a esa persona se le paga para hacer lo que está haciendo, sin contar con el componente sentimental que puede llevar a enamorase de esa persona y tener dificultades para seguir adelante.

Por otro lado, se argumenta que se saben las condiciones desde el inicio y que su función, más que la de mantener simplemente sexo, es la de ser casi un co-terapeuta.

Consideradas por algunas personas como parte de una terapia y por otras como una forma de prostitución, lo cierto que es su figura no deja indiferente a nadie.

Desde este medio, nos gustaría, si es cierto que hay una en nuestra Comarca (o de las comarcas limítrofes o quien lo lea y pueda aportar), su visión y forma de trabajar con los pacientes. Creemos que daría algo de luz a esta profesión. Así que tiene nuestro medio, y nuestro secreto profesional, a su entera disposición.