• Blanca Romero, de Flores del Sil (Ponferrada), es una joven promesa de este deporte que ha ganado los campeonatos autonómico y nacional

Blanca Romero. Foto: Dani Ossorio

 

Se llama Blanca Romero, tiene 12 años, es de Flores del Sil (Ponferrada) y se ha convertido en una joven promesa del Muay Thai, el popular boxeo tailandés.  Su talento en este deporte, reconocido ya con las victorias en los campeonatos de Castilla y León y nacionales, la llevará a participar en el Campeonato Mundial de Muay Thai que se desarrollará en Bangkok (Tailandia) del 11 al 22 de marzo.

Sobre el cuadrilátero. Foto: Dani Ossorio

 

Para su corta edad, la joven deportista despide madurez y responsabilidad por sus cuatro costados:  “Para mí, el Muay Thai es una forma de vida. Este deporte me ha cambiado la vida, y para bien”, dice muy convencida.

El Muay Thai es una forma de vida para Blanca Romero. Foto: Dani Ossorio

 

Su meta es llegar a ser una profesional de este deporte y por eso, argumenta, “me lo tomo completamente en serio”.  Dice estar muy ilusionada con el campeonato mundial y su mayor deseo es “disfrutarlo y traer una medalla del para el Bierzo”.

Calentando. Foto: Dani Ossorio

 

Esta niña, que estudia quinto de Primaria, se inició en el Muay Thai hace dos años. “Hay que concentrarse mucho, entrenar y trabajar para conseguir éxitos. Yo entreno dos horas y media diarias. Lo hago con gusto porque me encanta”, relata.  Y tiene muchas ganas de aprender y trabajar para dominar este deporte.

Su familia está orgullosa de la niña y también sus amigas y amigos.  Revela que “yo soy de raza gitana y en lugar de inclinarme por el cante, el baile y los caballos, me apasiona el Muay Thai”, señalando que cuenta con el gran apoyo de su entorno para seguir adelante con este deporte. “Estoy muy contenta y mi familia también. En mi cultura no es frecuente que una niña haga este deporte, pero me apoyan muchísimo. Mi intención es continuar, aprender, disfrutar  y llegar a conseguir un cinturón”.

Arropada por su entrenador y compañeros. Foto: Dani Ossorio

 

Además,  lo que más le gusta es “cuando me llaman fiera, máquina…lenguaje empleado para definir que soy buena en este deporte. Me encanta”

 

Pero esta niña no llegaría tan alto si no fuese por su entrenador, Diego Vázquez, campeón de Europa en 2012 en 69 kilos (el campeonato fue en Francia), y gerente en la actualidad del Bierzo Fitness Center de Ponferrada.

Blanca entrenando junto a Diego Vázquez. Foto: Dani Ossorio

 

Diego Vázquez expone que Blanca Romero “tiene talento, se esfuerza y trabaja”. Aclara que “en la categoría infantil, en la que está la niña, no hay contacto en el rostro, sólo prima la técnica y velocidad, de modo que no es peligroso, es como un juego”.

Blanca y Diego posando en un esquina del cuadrilátero. Foto: Dani Ossorio

 

Diego Vázquez como competidor a nivel profesional reconoce que el Muay Thai es un deporte duro y dice que ahora está de moda, tanto entre hombres como mujeres, “aún cuando sólo sea sin competir, para hacer ejercicio”.

El equipo para Bangkok. Foto: Dani Ossorio

 

El próximo mes de marzo acompañará a Blanca Romero y otros dos niños al mundial en Bangkok. Teniendo en cuenta que viaje y alojamiento tienen un coste económico elevado, está desarrollando una campaña de venta de rifas y camisetas que ayude a financiar el viaje. Sortea un “Iphone7” y un vale para un año en el gimnasio Bierzo Fitness Center. En este sentido, la pequeña Blanca Romero anima a que “la gente se involucre y nos ayude a soñar, a cumplir el sueño de participar en este campeonato mundial”, al que también acudirá Javier Romero _10 años_ y Jose Carlos _15 años_, en categorías diferentes.

Javier, José Carlos y Blanca. Foto: Dani Ossorio

 

La emoción para el combate está servida, esta vez en el mundial.

 

Entrenando con sus compañeros. Foto: Dani Ossorio