• La Xunta apoya la instalación de ascensores en 16 edificios de la provincia de Ourense para favorecer su accesibilidad
  • La delegada territorial, Marisol Díaz Mouteira, visitó una de las 16 comunidades de propietarios beneficiadas de las ayudas para la instalación de ascensores, salvaescaleras y otros mecanismos elevadores
  • Además de 8 edificios de la capital, se beneficiaron inmuebles de Allariz, Barbadás, O Barco de Valdeorras, O Carballiño, A Rúa, Viana do Bolo y Xinzo que aglutinan un total de 109 viviendas
  • El importe de las ayudas concedidas asciende a más de 353.000 euros

 

Un total de 16 comunidades de propietarios de 8 ayuntamientos de la provincia de Ourense fueron beneficiadas de las ayudas del Gobierno gallego para la instalación de ascensores, por un importe superior a los 353.000 euros, mejorando así la accesibilidad de las familias que viven en las 109 viviendas favorecidas por esta línea de ayudas.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, se acercó a la Comunidad de Propietarios de la calle Cruceiro Quebrado, 5, un edificio con 3 viviendas que no disponía de ascensor, por lo que optaron a las ayudas y recibieron una aportación de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de casi 15.000 euros. En este caso, el inmueble por sus dimensiones no tenía hueco para instalar el ascensor en su interior por lo que hubo que colocarlo en la fachada exterior para que el edificio resultara accesible.

Las ayudas están destinadas a la instalación de ascensores, salvaescaleras y otros mecanismos elevadores en los edificios de viviendas que carecen de este servicio con el objetivo de mejorar las condición de accesibilidad de las viviendas gallegas. La Xunta también subvenciona la instalación de estos mecanismos en viviendas unifamiliares y en viviendas tipo dúplex. La totalidad de los apoyos concedidos en esta convocatoria en la provincia ourensana fueron destinados a comunidades de propietarios.

 

Estas ayudas, cuyo importe puede llegar al 60 por ciento del coste, son compatibles con otras que se puedan conceder para el mismo fin, siempre que la suma total no supere el coste de la instalación.

La delegada territorial recordó que la Xunta de Galicia está haciendo un gran esfuerzo por la rehabilitación de viviendas en la ciudad de Ourense, que incluye no solo la recuperación de inmuebles históricos sino también la modernización de edificios que, sin ser antiguos, van necesitando mejorar algunos aspectos como, por ejemplo, en este caso la accesibilidad. Así, en el área de rehabilitación integral (ARI) de los barrios de San Mamede, Crucero Quebrado y la Inmaculada, se están llevando a cabo actuaciones en materia de accesibilidad que afectan la ocho viviendas y otro proyecto de reforma interior en vivienda.