• La Xunta activa en Ourense 5 programas integrados que beneficiarán a 500 desempleados con una inversión de casi un millón de euros
  • La iniciativa de la Consellería de Economía, Empleo e Industria se centra en mejorar las oportunidades laborales a través de la especialización y la puesta en marcha de medidas que combinan orientación y asesoramiento con formación y prácticas
  • Los beneficiarios de estos apoyos son las entidades CEO, Apetamcor, Asociación de empresarios del Polígono de San Cibrao, CIMO y el Ayuntamiento de O Carballiño

Un total de 500 personas participarán en los 5 programas integrados de empleo que la Consellería de Economía, Empleo e Industria está poniendo en marcha en la provincia de Ourense y en los que el Gobierno gallego invierte casi un millón de euros.

Las ayudas van destinadas a ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro. De este modo, de los 5 planes que se desarrollarán en la provincia de Ourense, uno de ellos será en el Ayuntamiento de O Carballiño y los 4 restantes corresponden a los presentados por CIMO, Confederación de Empresarios de Ourense (CEO), Asociación Empresarial de Mercancías por Estrada de Galicia (Apetamcor) y Asociación de empresarios del Polígono de San Cibrao, que comenzarán a partir de la semana que viene.

Como novedad este año, la Xunta primó a los Ayuntamientos Emprendedores y, al igual que en la pasada edición, reservó 2 M€ para iniciativas destinadas específicamente la mujeres, a través de Emplea en femenino, como la que va a desarrollar CIMO en la provincia de Ourense dirigida a 100 mujeres desempleadas.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, subrayó que la gran ventaja de estos proyectos es que diseñan un itinerario integral e individual para los participantes e incluyen acciones personalizadas de diversa naturaleza -como información, orientación, asesoramiento y formación- combinadas con prácticas laborales.

Díaz Mouteira recordó que los programas integrados de empleo, que tienen un año de duración, están enfocados a mejorar la ocupación de los despedidos estableciendo como objetivo la inserción laboral de un mínimo del 35% de sus participantes.

La actuación forma parte de la Agenda 20 para el Empleo, la planificación del Gobierno gallego en materia laboral para impulsar el trabajo estable y de calidad y con la que se pretende en 2020 reducir la tasa de paro hasta el 10% con la creación de, por lo menos, 80.000 nuevos puestos de trabajo. Así, el Gobierno gallego viene activando a lo largo de este año diversos programas y ayudas enfocados a ampliar las oportunidades laborales de las personas desempleadas como son los cursos de formación, los talleres duales o la formación a la puerta.