• José González anuncia un plan estratégico y otro de formación para impulsar la actividad agroganadera en la comarca de A Limia
  • El conselleiro del Medio Rural presidió en Xinzo una nueva reunión de la Mesa de A Limia
  • Medio Rural quiere que esta comarca ourensana sea referente de compatibilidad entre una gestión ambiental adecuada y unos buenos resultados económicos, mejorando y poniendo en valor los productos agroalimentarios
  • El conselleiro destacó que todo esto forma parte de una estrategia global para hacerle frente, entre todos los implicados, a la problemática de la gestión de los purines en esta comarca y, por extensión, en toda Galicia
  • Avanzó que para respetar la economía de los ganaderos se está trabajando en la línea de que el Plan estratégico de Galicia para la nueva PAC contemple un ecoesquema que permita primar el tratamiento de los residuos

 

El conselleiro del Medio Rural, José González, anunció hoy la elaboración de un Plan estratégico del sector agrario de A Limia que la Xunta prevé haber completado en verano de 2020. Esta iniciativa se complementará con otro Plan de formación agroganadera específico para esta comarca ourensana, que incluye, entre otras cuestiones, el asesoramiento sobre la gestión de los residuos y subprodutos como fertilizantes. El conselleiro presidió hoy en Xinzo una nueva reunión de la Mesa de A Limia, en la que estuvo acompañado por los directores generales de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, y de Desarrollo Rural, Miguel Pérez Dubois, así como por la delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira.

Con esta reunión, según explicó José González, el Gobierno gallego continúa el trabajo iniciado hace meses en la búsqueda del máximo consenso posible con todos los agentes económicos y sociales de la zona para impulsar la actividad agroganadera desde una perspectiva sostenible. Se trata de lograr que A Limia sea referente de compatibilidad entre una gestión ambiental adecuada y unos buenos resultados económicos, reafirmó.

Lo que se busca en definitiva, señaló el conselleiro, es mejorar la calidad de los productos agroalimentarios y ponerlos en valor, toda vez que los consumidores están dispuestos a pagar más por unos productos de mayor calidad, pero que también sean más respetuosos con el medio ambiente.

Hoja de ruta

Así, José González avanzó que el futuro plan estratégico será la hoja de ruta que defina el futuro del sector, partiendo de diferentes premisas, pero teniendo en cuenta especialmente su triple sostenibilidad económica, social y ambiental, en la búsqueda de la Galicia verde. Insistió además que la elaboración de este documento será un proceso participativo, mediante la creación de diferentes mesas de trabajo con todas las instituciones y todos los agentes relacionados con el sector agrario en la comarca. Habrá mesas organizadas por temáticas (sobre los sectores de la ganadería y la huerta) y también una de coordinación, en la que estarán representadas las instituciones públicas. Los temas a abordar en este plan serán el relevo generacional en el campo, el acceso a la tierra y al agua, la calidad del producto, la formación, el asesoramiento y la investigación en el sector. También se tratarán aspectos ambientales, en especial los residuos agrarios y su gestión, el asociacionismo entre ganaderos y agricultores y la comercialización y los mercados.

Todo esto, dijo el conselleiro, forma parte de una estrategia global para hacerle frente, entre todos los implicados, a la problemática de la gestión de los purines en esta comarca y, por extensión, en toda Galicia. Se parte, añadió, de una situación marcada por la existencia en nuestra comunidad de alrededor de 2,7 millones de cabezas de ganado, repartidas en casi 36.000 explotaciones. Esta cabaña ganadera genera un volumen importante de purines, que resultan claves para la producción agroganadera y que es preciso gestionar adecuadamente, tanto por motivos económicos como ambientales, aseveró.

Por todo esto, José González señaló que la Xunta está actuando y por eso publicó una consulta pública previa a la elaboración y tramitación de un anteproyecto de ley reguladora del sistema integrado para la gestión de defecaciones ganaderas generadas en explotaciones de Galicia. El plazo para la presentación de aportaciones acaba de finalizar y ahora se van a evaluar los diferentes alegatos presentados.

En este contexto, el conselleiro avanzó también que “para respetar la economía de los ganaderos se está trabajando en la línea de que el Plan estratégico de Galicia para la nueva PAC contemple un ecoesquema que permita primar el tratamiento de los residuos”. La finalidad es que “ese respeto medioambiental no suponga un coste económico para ellos”, remarcó. De esta forma, tal y como establece la nueva PAC, se facilitará una prima por metro cúbico de purín –semejante a la que ya existe por vaca nutriz o por superficie– para compensar los gastos derivados de su recogida, transporte y tratamiento. Esto ve en la línea –destacó González– “de demostrar esa Galicia verde que queremos que se implante, para que traslademos también al conjunto de la ciudadanía ese cuidado ambiental en el cultivo de nuestros productos”.

El conselleiro advirtió que la preservación del medio ambiente es la idea central que guía toda esta acción y que situará a Galicia en la cabecera de la innovación, como primera comunidad autónoma en implantar un sistema de este tipo, en el contexto de la Galicia innovadora. Se busca así, segundo afirmó, proteger el ambiente, reducir la huella de carbono, contribuir a la mejora de la situación de los suelos y de los acuíferos y, con el tiempo, blindar los sectores de la leche, de la carne y de los productos agroalimentarios gallegos en general, desde una perspectiva que prima el concepto de Galicia verde. Por último, José González concluyó que con estos planes estratégico y de formación se trata de afrontar los retos de futuro y de demostrar que una mejor gestión ambiental de las explotaciones es compatible con la mejora de sus resultados económicos.

De esta Mesa de A Limia forman parte, además de los responsables de la Xunta, representantes del sector agroganadero de la comarca, patateros, ecologistas, regantes, asociaciones profesionales agrarias y responsables de otras administraciones.