Drusila

Drusila

La idea fue generada por la Xunta de Galicia de Buenos Aires y la Unión Federación de Sociedades Gallegas residentes en todo el territorio de Argentina.

Debido al éxito obtenido el 2014, este año se decidió realizar un segundo evento, que consiste en unir a todas las instituciones que lo deseen y celebrar a Galicia con su música, baile, gastronomía y demás aportes culturales.

Las instituciones rentan una tienda donde venden productos típicos de cada región, así como exhiben características culturales o históricas, y siempre con el acento sublimado en la enorme corriente migratoria acontecida durante el siglo pasado hacia Argentina, historias de desesperanza, de integración, de lucha en un nuevo y extraño continente.

 El festival se va organizando con la ayuda de Susana Cabria y Orlando Pejito, designados por Alejandro Lopez Dobarro, delegado de la Xunta en Buenos Aires. Ellos arman los principales libretos de la movida, que este año trató del entroido.

Concluyó con una gran muñeira que ocupó unas cuantas calles de Avenida de Mayo con gaiteros y bailarines de las Instituciones Argentinas como algunas más de Latinoamérica invitadas.Una gran fiesta de la inmigración honrando a Galicia.

 La parte musical la conforman tres delegados: Daniel Pazos, Leonardo Pérez y Carina Fraboso. Y un director, Alberto López, elegidos por los músicos por unanimidad.

Los gaiteros de todas las instituciones se reúnen seis meses antes del evento para planificar no sólo la musicalización general, además, diagramar cuidadosamente la procesión que lleva la imagen del Apóstol Santiago desde la Catedral de Buenos Aires.

Cabe señalar que si bien este tipo de festividades son comunes en toda España, en  el centro porteño son raras, llaman la atención ya que no es costumbre realizarlas. Por ese motivo es importante difundir no solo el evento, además el esfuerzo y la emoción, tanto de los inmigrantes como de sus hijos y nietos al recobrar sus raíces.

 Daniel Pazos, maestro gaitero, relata la situación del folk gallego en Argentina.Él es fundador de Xeito Novo, en el año 1984, siendo este grupo pionero en Buenos Aires, el éxito que obtuvieron animó a otros grupos, como Sete Netos, Amerguin y varios más a alimentar la movida celta local.

 “La movida celta tuvo un interesante auge, hasta que entro en una especie de meseta, el público se ha quedado con tres o cuatro grupos, se ve más el pie étnico que el folk” cuenta Daniel Pazos, y sigue con su análisis.

 “Ya no es la moda que era antes, la gente disfruta más yendo a una institución a comer pulpo y ver un espectáculo de música y danza que de ir a ver un grupo de folk celta en un escenario, es al menos mi impresión, igual sigue habiendo movimientos y yo sigo experimentando con grupos nuevos, tratando de brindar al menos dos espectáculos al año”.

“Lo importante es tener en cuenta que la Quinta Provincia está más galleguizada que nunca, debido en parte a la acción de estas instituciones y a la gente apreciando su cultura”.

Y este excepcional gaitero reflexiona finalmente.

Daniel Pazos., Maestro Gaitero

Daniel Pazos., Maestro Gaitero

“Para tener en claro, los inmigrantes gallegos de antes no metían a sus hijos en las instituciones debido a cierto resabio de vergüenza, lamentablemente, por motivos que son extensos en analizar, les costaba mucho asumir el orgullo de ser gallegos, los gallegos de ahora, en cambio, con una cuestión de sangre y amor, creemos fervientemente y estamos orgullosos de sentirnos gallegos y los expresamos al cien por ciento. Esa es la diferencia, por eso tenemos tantos Centros activos y se está moviendo tanto la descendencia de Galicia en este país”

Sonia Drusila Trovato Menzel (Texto y Foto)