cigarrillo electronicoUn hombre ha fallecido hoy y otro sufre quemaduras tras la supuesta explosión de dos cigarrillos electrónicos.

El fallecimiento le ha ocurrido a un hombre en Inglaterra tras sufrir severas quemaduras provocadas por la explosión de un cigarrillo electrónico estaba cargándose en su domicilio. David Thomson, de 62 años, fue encontrado en la sala de estar de su casa en Merseyside, al norte de Inglaterra, donde las autoridades creen que el cigarrillo electrónico pudo hacer explosión al encender una bombona de oxígeno, que el fallecido utilizaba.

El servicio de bomberos señaló que en los últimos 18 meses se han registrado hasta nueve incidentes relacionados con los cigarrillos electrónicos.

Los hechos del otro hombre que acabó con quemaduras, ocurrieron en la calle Ramon Freixes de Vilafranca del Penedès (Barcelona).

El hombre, de 49 años ha resultado herido ayer con quemaduras de diversa gravedad después de que se le incendiara un colchón debido a una supuesta explosión de un cigarro electrónico mientras lo cargaba, han informado los Bomberos de la Generalitat.

El herido ha sufrido quemaduras en los antebrazos y en la espalda, y los Bomberos de la Generalitat han apagado el colchón incendiado.