A-8Hasta tres autovías y autopistas han tenido que cerrarse al tráfico en algún tramo a lo largo de este sábado, misma jornada en la que han sido de nuevo puestas a disposición de los usuarios.

En primer término, ha sido la Autovía del Cantábrico (A-8) la que, en un tramo de 16 kilómetros en la provincia de Lugo, ha tenido que interrumpir la circulación. La niebla forzó esta decisión sobre la 1,30 horas y su desaparición, en torno a las 11,30 horas, permitió su reapertura.

A continuación, el vuelco de un camión sobre las 3,30 horas en la Autopista del Atlántico, la AP-9, a su paso por Santiago provocó el corte de la vía. El tráfico a lo largo de cuatro kilómetros en dirección Vigo quedó impedido durante más de 10 horas, hasta las 14,00 horas. El conductor resultó herido leve.

Por último, sobre las 17,20 horas, el choque de un turismo contra un poste de hormigón –dejó un herido grave– ha motivado que durante apenas una hora, la Autovía del Noroeste (A-6) no estuviese operativa para el tránsito de vehículos en un tramo de dos o tres kilómetros en el término municipal de As Nogais.