• “Existe una luz que ilumina más allá de todas las cosas de la tierra, más allá de los cielos más supremos. Esta es la luz que ilumina nuestros corazones” (Upanishad Chandogya 3, 13,7)

 

Fue en los años noventa cuando comenzaron a surgir una serie de preguntas a nuestro protagonista. Javier Akerman (Vigo, 1959) Comenzó a interesarse por una serie de temas que hasta el día de hoy no ha perdido esa curiosidad. ¿Existe una evolución en los seres humanos a lo largo de los años? Cuando le escuchamos hablar nos damos cuenta de que en su caso ha sido así.

Desde hace muchos años lo encontramos trabajando en el campo de la Naturopatia pese a tener mucho interés en otros muchos temas. Quizás estaríamos hablando de una persona que desde la Naturopatia quiere aumentar con otros temas sus conocimientos. Ha colaborado en diversos de medios de comunicación tanto escritos como radiofónicos. Y al día de hoy al darse un paseo largo por su biografía nos encontramos con una persona que quiere ser un hombre o mejor dicho una persona en un mundo globalizado pero un hombre eso sí de nuestro tiempo abierto a otras dísciplinas y a otras realidades que forma parte nunca mejor dicho de nuestra existencia. Desde hace ya algunos años como él mismo recuerda colabora con la editorial Cydonia radicada en Vigo.

Ha sido desde «101 remedios naturales infalibles» hasta «Cocinar para sanar las emociones. Recetas, dietas y menús para la mente y el cerebro» tan solo algunas de las obras que ha publicado a lo largo de los años. Nuestro autor tiene la ordenación como sacerdote (Patriarcado de Serbia) y en la actualidad es Presbítero de la Comunión Anglicana siendo el primer maestro de Vajra de Yoga Tibetano español reconocido y fundador del Linaje «Jamyang Yoga» recibiendo la transmisión del Lama Norbu (Nurbu Lama) quién le ha nombrado «Guru Vajra Neljor» (Maestro Vajra de Yoga Tibetano) amén de otras actividades que como vemos desarrolla.

En sus textos como el que presentamos a ustedes aunque ya lo han dado a conocer hace algún tiempo no nos resistimos de nuevo a hablar de él porqué Akerman escribe capítulos cortos pero con un lenguaje accesible para todos los lectores. Al leer el mismo les estamos hablando de la última obra publicada que fue presentada en distintos lugares de la geografía gallega «101 perlas budistas y cristianas para alcanzar la felicidad» (También en Cydonia) Su autor se pregunta una serie de preguntas y respuestas que quizás todos en un momento de nuestra vida de una forma u otra nos hemos preguntado. Al final del mismo escribe un Epílogo y se de nuevo se pregunta como «¿como acompañar a los moribundos? En donde el agradecimiento es según sus palabras la más poderosa medicina… ¿Cómo amar a quién nos hace daño o la obligación de vivir y el derecho a morir? Son algunos de los pensamientos a modo de interrogantes que Akerman situa en cada una de sus obras llenas de la palabra experiencia. Quizás lo que nos interesa como lectores sean las palabras que una y otra vez utiliza. Unas palabras que al pasar una y otra vez sus páginas hay que leerlas sopesando las mismas. Hacemos nuestras sus palabras: «Cristo como Dios manifestado en el hombre y Buddha como guía de la mente» Es importante hablar de los conceptos como Dios, Espiritualidad y ateismo y preguntarse como hace nuestro autor¿Puede un ateo ser un creyente? O ¿podemos leer los textos cristianos y las escrituras budistas? Para nuestro autor lo verdaderamente importante es ponerse en lugar del otro y disfrutar todos juntos aunque en ocasiones ver un partido de fútbol cuando a uno no le gusta pero si esa gracia con que una o varias personas dicen en alto la palabra gol.

Ahora quizás lo más importante para el naturopata el sacerdote y el maestro de yoga tibetano son las distintas experiencias que a lo largo de su vida le han llevado a ser lo que actualmente es y eso mismo darlo a conocer una buena forma parece querer decir es escribiéndolas y dándolas a conocer. Durante varios meses nos cuenta acudió a visitar a una persona en sus últimos momentos de la vida y es al día de hoy cuando reconoce que está joven le ayudó mucho más a él que el le ha podido ayudar a ella. También durante su charla se pregunta aunque lo podía hacer en otra ocasión, ¿es importante ser sacerdote o maestro de yoga?

Lo importante según sus palabras no es ser sacerdote ni ser maestro sino responder a las personas según aquellas preguntas que a uno le preguntan. No huye del dogma de las tres religiones monoteistas sino que aprende de ellas y para eso «utiliza» el budismo entre otras filosofías o modos de vida. Fruto de ello han sido los diversos encuentros que ha tenido con otras confesiones religiosas a lo largo de su vida. Dos figuras importantes forman parte de este último trabajo que rescatamos para estas páginas Jesús y el Buddha. Ahora como relata en sus propias palabras «enfrentarnos a ese yo viendo la necesidad de no sufrir»

www.edicionescydonia.com

 

Artículo elaborado por Maria Parente y Roberto Carlos Mirás

Maria Parente y Roberto Carlos Mirás