• La Xunta celebró una reunión de coordinación para garantizar en la provincia de Ourense la correcta puesta en marcha del transporte escolar de uso compartido
  • Ourense es la provincia gallega donde la nueva modalidad, que forma parte del Plan de transporte público de Galicia, tendrá mayor incidencia al implantarse a partir de 11 de septiembre en más de la mitad de sus rutas escolares que mantendrán intactas las paradas, los recorridos y los horarios del alumnado
  • Para garantizar el correcto funcionamiento, el Gobierno gallego reforzará la información a los centros educativos y a las asociaciones de padres y madres de alumnos, distribuirá a las instrucciones de los acompañantes, se reunirá con las empresas e intensificará las inspecciones en los servicios de transporte escolar

 

Ourense es la provincia gallega donde es mayor la integración del transporte escolar en las líneas de uso general, prevista en el Plan de transporte público de Galicia. Con el objetivo de ultimar el operativo especial para garantizar en esta provincia el correcto funcionamiento del transporte escolar de uso compartido a partir del inicio del curso, el próximo día 11 de septiembre, se celebró en la Delegación Territorial de la Xunta en Ourense una reunión de coordinación.

La delegada territorial, Marisol Díaz Mouteira, el director general de Movilidad de la Consellería de Infraestructuras y Vivienda, Ignacio Maestro, y el secretario general técnico de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Jesús Oitavén, participaron en este encuentro de trabajo junto con técnicos de ambos departamentos y responsables de las empresas de transporte adjudicatarias del servicio.

 

Esta nueva modalidad se implantará en más de la mitad de las rutas escolares de la provincia, concretamente en 273 de las 482 existentes, que mantendrán intactas las paradas, los recorridos y los horarios del alumnado. Así, según la delegada territorial, los escolares tienen blindada la atención de sus necesidades y, mismo, mejorado el servicio al tener acompañante garantizado en todas las rutas de transporte compartido.

Esta modalidad también favorecerá la movilidad de los vecinos del rural, ya que al aprovechar el uso de las plazas vacantes de los autobuses escolares se posibilita que la población rural, la gente mayor, vea multiplicadas sus opciones de desplazamiento.

Con este servicio los vecinos del rural se verán beneficiados de todas las garantías que ofrece el transporte escolar, a través de autobuses más nuevos, cinturón de seguridad, mayor intensidad de inspecciones y una reducción significativa en las tarifas, que para estos casos de corto recorrido tienen una tarifa única de 1,40 euros.

En la reunión se coordinaron actuaciones que se van a desarrollar, como el refuerzo de información a los centros educativos, la celebración de reuniones específicas con el personal de los centros y con las asociaciones de padres y madres de alumnos para informarlos de todo el proceso de implantación, la distribución de las instrucciones para los acompañantes, las reuniones con las empresas y la intensificación de las inspecciones en el servicios de transporte escolar. También se abordó la introducción de elementos identificativos en los autobuses, para que todos los usuarios puedan reconocer, en un simple vistazo, que se trata de un servicio de uso compartido.