Molinaseca Solo cuatro de las siete playas fluviales del Bierzo están inscritas en el registro oficial de playas con controles de salubridad exigidos por la Junta de Castilla y León.

Nos hacemos eco de las exigencias que Ecologistas en Acción pide a la Junta que cumplan todas las playas fluviales que hay en el Bierzo, ya que solamente 4 de ellas están inscritas en el censo oficial de zonas de baño que se somenten al control de salubridad, exigiendo además que todas realicen controles exhaustivos de sus aguas de forma regular y periódica o en caso contrario que insten a estos municipios a cerrar estas playas fluviales para no permitir el baño a las personas.

Curiosamente, en este censo que controla la Junta de Castilla y León de playas registradas que cumplen todos los requisitos de salubridad, hay siete solamente inscritas, de las cuales 4 son de la comarca del Bierzo y dos se han sumado para esta campaña en ríos Ancares y Cúa, ambas en el municipio de Vega de Espinareda.

Las otras dos son el Lago de Carucedo y el Boeza en la zona de baño de Igüeña.

Otra de las playas fluviales de nuestra comarca, la del municipio de Cacabelos intentó este año inscribirse en este registro pero no cumplió los requisitos para ello.

Según se indica, mucho del porqué no se registran más es por el hecho de que implican realizar controles periódicos más exhaustivos así como la obligación de tener empleados de vigilancia y de socorro, coste el cual muchos municipios no quieren asumir.

Con esto no decimos que sean playas fluviales insalubres en sus aguas y no aptas para el baño humano, simplemente que no hacen los controles y no están registradas como tal.