• Rechazan la salida del Municipio de Borrenes de la Fundación Las Médulas

Fotografía: Víctor Gómez ‘Machbel’

 

El portavoz de Coalición por El Bierzo en el Ayuntamiento de Borrenes, Luis Valcarce, lamenta profundamente la decisión de este municipio de abandonar la Fundación Las Médulas, adoptada por la mayoría absoluta del PP en Pleno municipal celebrado la pasada semana.

Según Valcarce, este acuerdo es un error que causará graves males al municipio, en tanto que lo deja al margen de la gestión del paraje de Las Médulas, así como de cualquier inversión en el mismo, toda vez que las pocas inversiones que hay son gestionadas por la Fundación.

Valcarce considera que la gestión de la Fundación Las Médulas deja mucho que desear y entiende que el municipio de Borrenes, uno de los más importantes de todo el paraje, dado que en él está situado el principal mirador de Las Médulas, el mirador de Orellán, no está siendo tratado por el ente gestor como necesita y como se merece. “Pero de ahí a abandonar este órgano media un abismo”, asegura Luis Valcarce, para quien el alcalde de Borrenes, Eduardo Prada, está teniendo un comportamiento muy pasivo y de escasa reivindicación en el seno de la Fundación.

“Borrenes es un municipio pequeño y si encima hace la guerra por su cuenta, entonces estamos perdidos”, manifiesta el concejal de Coalición, quien manifestó su postura contraria en el mencionado Pleno y votó en contra de tan desafortunada decisión. Para el portavoz de CB, la visión de Prada y su equipo es muy “cortoplacista” y evidencia una visión “patrimonialista” del paraje, que responde a intereses particulares y que no es coherente con un monumento como las Médulas que es Patrimonio de la Humanidad.

Valcarce opina que debiera reclamarse a la Fundación una mayor promoción para el castro prerromano de Borrenes, un enclave que prácticamente no visita nadie pese a su indudable interés, y también que habría que redimensionar el recientemente implantado servicio de autobuses al mirador de Orellán para que los visitantes puedan parar en el pueblo y disfrutar de los servicios de hostelería que ofrece el pueblo de Orellán.

Sin embargo, ante el desacuerdo con algunas de las decisiones de la Fundación Las Médulas, optar por abandonar esta institución sin apurar el diálogo y la negociación es una huida hacia adelante que sólo puede traer perjuicios para el Municipio de Borrenes.