• La Xunta licitará un servicio que garantice que toda la población gallega disponga de servicios financieros básicos en su ayuntamiento
  • Afirma que se instalará un cajero automático en los municipios que no cuenten con oficinas bancarias
  • Subraya que este contrato incluirá otros dos servicios, uno de asistencia financiera al ciudadano y otro de formación en banca electrónica
  • Recuerda que será necesario que los gobiernos locales den su autorización a través de la firma de un protocolo de adhesión entre el ayuntamiento y la Xunta

Cash dispenser

 

Según informó el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante el Consello da Xunta, se licitará un servicio que garantice que toda la población gallega disponga de servicios financieros básicos en su ayuntamiento. “Se trata de dar solución a un problema que se está detectando en las zonas del rural”, abundó.

Así, para que los vecinos puedan efectuar gestiones básicas como la retirada e ingreso de dinero en efectivo, la actualización de cartillas bancarias o el pago de recibos, se instalará un cajero automático en los municipios que no cuenten con oficinas bancarias. Una medida de la que, por el momento, se beneficiarán 41 ayuntamientos que actualmente carecen de una entidad de crédito, 25 en la provincia de Ourense, 10 en A Coruña, 4 en Lugo y 2 en Pontevedra. Son el 13% del total y en ellos residen 52.000 gallegos y gallegas, dijo.

Además, Feijóo explicó que este contrato, que se sacará a concurso público, incluirá otros dos servicios, uno de asistencia financiera al ciudadano para solventar dudas de manera presencial y otro de formación en banca electrónica para los ciudadanos interesados en adquirir esas habilidades.

Para tal fin, subrayó, se abordará dicha cuestión con la Federación Gallega de Municipios y Provincias, una vez que queden conformadas las corporaciones locales. Aspectos como las condiciones en las que se desarrollará el servicio o la colaboración que prestará cada municipio. En todo caso, puntualizó, será necesario que los gobiernos locales den su autorización a través de la firma de un protocolo de adhesión entre el ayuntamiento y la Xunta.

El presidente de la Xunta concluyó su intervención subrayando el carácter pionero de esta iniciativa que redundará en una mejor calidad de vida para los vecinos que residen en esos municipios,ya que no tendrán que desplazarse para realizar sus gestiones bancarias básicas.