• Recibirá un homenaje el próximo 1 de mayo en Vilamartín a través de una comida en la que se dará lectura a poemas y habrá música de una orquesta y de los “Amigos del Filandón”

El cantor de Correxais en su juventud

 

El próximo 1 de mayo se llevará a cabo un homenaje muy especial a Sebastián López Paradelo, el “cantor de Correxais”, durante el que recibirá la Medalla de Oro de la Real Banda de Gaitas, que le será impuesta por el director de la misma Xosé Lois Foxo.

El acto comenzará a la una de la tarde en el restaurante “Paladium”, en el municipio de Vilamartín, a la una de la tarde con la llamada a la fiesta por “el cuerno celta del tocador de Outeiro”, Manuel Méndez Silvelo.

El cantor de Correxais, Sebastián López

 

Además, actuará la orquesta Río Finca de Vilamartín de Valdeorras. A las 14,00 horas será la comida en honor a Sebastián López Paradelo y, en el transcurso de la misma, se le hará entrega de la medalla. Además, habrá declamación de poemas y actuaciones espontáneas de los “Amigos de Filandón”.

Xosé Lois Foxo, el director de la Real Banda de Gaitas, manifestó que se le entrega este galardón a Sebastián López por su aportación de cantares antiguos al “Cancioneiro”, que el propio Foxo elabora minuciosamente desde hace años en la comarca de Valdeorras.

Foxo recuerda que la Medalla de Oro de la Real Banda de Gaitas fue el año pasado para una “cantareira” de Oencia, localidad del municipio de León.

En cuanto a la biografía de Sebastián López Paradelo, nació en Cuba en el año 1925. A los dos meses, sus padres deciden volver a la casa de Correxais (Vilamartín de Valdeorras) donde el niño Sebastián creció. Su interés por cantar y por la música nació desde que era pequeño. En su juventud, emigró a Alemania. También trabajó en Valdeorras. Su mujer,

Basilisa Trincado Núñez, fue su gran apoyo para sacar adelante a una familia numerosa. Sebastián “recibió el magisterio musical de los ciegos que vendían las coplas en las ferias, que coleccionaba y memorizaba con precisión. Su repertorio es enorme: cantos de “seitura”, romances medievales así como otros de la guerra civil española (1936-39)”, expresa Foxo. Pero lo que más cautivó al director de la Real Banda de Gaitas  fueron los cantos de Reyes “que alberga en su espléndida memoria”.

Sebastián era solicitado para cantar en bodas y otros eventos. “Su gran patrimonio lírico  ha pasado a formar parte del Cancioneiro de las Tierras de Valdeorras.

Foxo con los vecinos de Correxais durante su recogida de cantares y coplas

 

Foxo califica de sabiduría trasmitida de generación a generación, los cantares  de Sebastián, cultivados en el entorno del que fue   Convento de los Trinitarios Descalzos de Correxais.