• La Xunta desarrolla en Ourense un programa integrado para la inserción laboral de 100 mujeres sin empleo
  • La delegada territorial, Marisol Díaz Mouteira, visitó ayer a las alumnas de esta iniciativa que se realiza en colaboración con la entidad CIMO
  • Las participantes están recibiendo calificación para desempeñar labores de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales y técnicas de venta

 

Un centenar de mujeres desempleadas de Ourense están formándose en el programa integrado Impulsa-T. Se trata de uno de los programas autonómicos específico para mujeres que desarrolla la entidad ourensana CIMO con el apoyo de la Xunta, tal y como destacó la delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz Mouteira, en la visita que realizó a las alumnas de esta iniciativa que se están formando en técnicas de venta. Otras de las alumnas están recibiendo calificación para poder trabajar como auxiliares en atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales.

Entre las acciones formativas que ofrece Impulsa-T se incluyen las centradas en el manejo de internet, iniciación en ofimática e inglés para atención a los clientes. El Programa Integrado de Empleo también programa acciones encaminadas a avanzar en el desarrollo personal, social y laboral del alumnado y sesiones de orientación laboral.

 

El compromiso adquirido de inserción laboral para esta iniciativa, que incluye un programa formativo adaptado a la demanda de las empresas del entorno y que finalizará en noviembre de este año, es de un 45%.

Díaz Mouteira destacó la importancia de la formación adaptada a las demandas del tejido empresarial y señaló que el objetivo de estos programas es incrementar las oportunidades laborales de los participantes. “Es un proceso destinado a mejorar la situación social y laboral de las personas a través de distintas fases y con una intervención de carácter personalizado”, añadió. Asimismo, puso en valor los planes que combinen formación y prácticas para dar respuesta a un modelo de formación dual y flexible para conseguir un empleo de calidad.

La delegada territorial destacó el papel de la mujer en el mercado laboral y apostó por seguir reforzando con políticas de empleo su inserción y desarrollo profesional, principalmente de las que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social.

Para finalizar, Marisol Díaz destacó la importancia de adaptar las calificaciones a los perfiles profesionales que precisan las empresas para competir, crecer y generar empleo de calidad. En este sentido, destacó la cooperación entre la Xunta, ayuntamientos y entidades para conseguir el máximo provecho de los programas integrados de empleo.