Foto: e-rustica.com

Foto: e-rustica.com

Lo que comentamos en este digital hace unos días acerca de las diferencias de opiniones que estaban ocurriendo en A Veiga alrededor del uso de la vieja escuela entre el regidor y los vecinos, se está enquistando y parece ser que se puede convertir en un problema para este concello.

Los vecinos, como indicaban hace ya unos días, consideran que usar fondos del Agader, o sea públicos, para rehabilitar el edificio de la vieja escuela hace que esta edificación deba revertirse en el pueblo y ceder su uso a los vecinos. De esta misma idea es la oposición en el concello que ha manifestado que al ser financiada la obra con fondos públicos, no puede ser empleada por el concello a sus necesidades, sino que tiene que ser cedida a la Asociación Cultural de Prada, un colectivo que cuenta con más de 230 socios y que considera que el uso de esta escuela restaurada, ubicada en Prada, debe ser el que los vecinos consideren ya que las obras terminaron en septiembre del año pasado.

Es este el punto donde los argumentos se enquistan, toda vez que mientras los vecinos defienden que las obras están terminadas por completo, el alcalde de la localidad Edesio Yáñez, indica que las obras no están todavía terminadas.

La aparición en este conflicto de la oposición en el concello en boca del portavoz del PSdeG-PSOE, Fernando Fernández Yáñez, poniéndose a favor de los vecinos, hace indicar que el problema se ha enquistado seriamente y que será tratado en pleno en breve ante la imposibilidad de llegar un acuerdo entre la Asociación Cultural de Prada y el Concello de A Veiga.