• La Xunta adjudica la restauración de las pinturas de San Xillao de Lobios en Sober por cerca de 70.000 euros
  • La intervención tendrá un plazo de ejecución de seis meses, corregirá las afectaciones en la policromía mural y finalizará con la reintegración cromática de una serie de pinturas en las que destaca el tema del Juicio final

Imagen: Turismo Ribeira Sacra

 

La Xunta de Galicia invertirá cerca de 70.000 euros en la restauración de la pintura mural de la nave principal (muro norte, fragmentos del muro sur y arco triunfal) de la iglesia de San Xillao de Lobios, en Sober (Lugo). La Consellería de Cultura y Turismo adjudicó hoy este servicio que tiene un plazo de seis meses para la ejecución de la obra.

Las necesidades que se pretenden cubrir con esta restauración son la reparación de las afectaciones en la policromía mural causadas por causas antropogénicas y deficiencias arquitectónicas mantenidas en el tiempo. En este sentido, entre los daños más significativos hace falta destacar las colonizaciones biológicas; la presencia de huecos entre el mortero y el muro; desencajados parciales y pérdidas de policromía, así como las mermas en la adhesión de la capa de color.

Para solucionar estos problemas está previsto acometer el desmontaje del retablo del muro norte, dedicado a Sano Antonio de Padua, con el objeto de facilitar el acceso al conjunto mural; eliminar los morteros ajenos a la obra; proteger las zonas con peligro de desprendimiento; realizar una limpieza de la superficie de paramento; aplicar tratamientos contra lo biodeterioro; consolidar el soporte; fijar los estratos polícromos; realizar una reposición de morteros, polícromos y no polícromos y, finalmente, acometer la reintegración cromática.

Esta iglesia parroquial es un ejemplar del románico rural del siglo XIII en su transición al estilo ojival. Las pinturas existentes pertenecen al siglo XVI y se distribuyen en viñetas delimitadas por la decoración arquitectónica. En estas destacan los temas escatológicos con las subsiguientes referencias al Juicio final.