Resaltada la magnífica calidad de los vinos de Valdeorras, que se refleja en «su permanente reconocimiento”

  • El delegado territorial de la Xunta en Ourense visitó la Sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras
  • Gabriel Alén aludió al prestigio de los vinos de esta DO, que se refleja en su reconocimiento en la Guía de Vinos, Destilados y Aguardientes de Galicia 2021 recogiendo más de 120 referencias valdeorresas
  • Subrayó que en Ourense están cuatro de la cinco DO de Galicia, Monterrei, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras, lo que habla de la importancia estratégica de este sector
  • Desde la Xunta –significó el delegado territorial– “tenemos clara la apuesta decidida por todo el sector productivo del vino, pues además de valorizar el rural estamos asentando población y crear riqueza con productos de altísima calidad”

 

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, visitó ayer la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras, donde fue recibido por su presidente, José Luis García, y parte de los vocales del equipo directivo.

Encuentro

Tras un encuentro de trabajo con los representantes del Consejo Regulador, en el que expusieron las demandas y necesidades del sector, el delegado territorial hizo un recorrido por las instalaciones señalando “la magnífica calidad de estos vinos, que se refleja en su permanente reconocimiento”. “Prueba del prestigio -continuó el representante del Gobierno gallego-, fue la presencia en la Guía de Vinos, Destilados y Aguardientes de Galicia 2021 que distinguió con ‘Gran Oro’, el máximo galardón de la publicación, un total de 21 referencias valdeorresas; con el sello de Oro’ ‘se calificaron 80 vinos y con el de Plata’ ‘un total de 40”.

El delegado también felicitó a esta DO por los galardones conseguidos en los premios de las últimas Catas de Galicia de los vinos de 2020, unos reconocimientos de la Xunta a los mejores caldos del año. Por esto, aprovechó para felicitar al vencedor del Racimo de Oro dentro de los vinos blancos, que fue el vino “O Luar do Sil” de la bodega Pago de los Capellanes, y el Racimo de Oro al mejor tinto recayó en “Alan de Val”, de la SAT Alan.

 
Reputación

Gabriel Alén subrayó también que la reputación de los caldos de esta comarca no es un hecho aislado, pues el crédito y el renombre de los vinos de las otras denominaciones de origen de la provincia es semejante a los de Valdeorras. Matizó además que “en Ourense están cuatro de la cinco DO de Galicia, Monterrei, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras, lo que habla de la importancia estratégica de este sector”. “Desde la Xunta de Galicia –significó el delegado territorial- tenemos clara la apuesta decida por todo el sector productivo del vino, pues además de valorizar el rural estamos asentando población y creando riqueza con productos de altísima calidad, reconocidos y demandados internacionalmente”.

En la reunión, el delegado recordó que la Xunta acaba de resolver recientemente las ayudas concedidas en 2020 al amparo de tres convocatorias destinadas a fomentar la calidad alimentaria entre los consejos reguladores, entre ellos el de Valdeorras que hoy visita, y las asociaciones de productores. En total, explicó, se otorgaron algo más de cuatro millones de euros a una treintena de entidades.
A mayores, Gabriel Alén ensalzó la Estrategia de dinamización económica, territorial y turística de las comarcas vitivinícolas de Galicia que está elaborando la Xunta con una inversión de 748.000 euros a favor del sector vitivinícola gallego y de los territorios de las cinco denominaciones de origen vitivinícolas de Galicia, entre ellas la de Valdeorras, y de las cuatro indicaciones geográficas protegidas (Val do Miño, Betanzos, Barbanza e Iria, Ribeira do Morrazo).

Desarrollo

Así, el delegado reiteró que la finalidad de esta estrategia es lograr un desarrollo territorial integrado, coordinado y consensuado que cuente con la participación de todos los agentes clave del territorio. Al tiempo, la estrategia persigue mejorar el posicionamiento de los vinos gallegos en su conjunto, reforzar su imagen de marca e identidad vinculada a los diversos territorios en los que se producen y mejorar la eficacia de la promoción y comercialización en conjunto de productos turísticos vinculados al sector vitivinícola. En relación con estos últimos, se trata sobre todo de desarrollar productos turísticos dirigidos a segmentos generadores de valor añadido en los espacios rurales, que a su vez redunde en un fortalecimiento de las economías locales.

Historia

La tradición vitícola de Valdeorras se remonta a la época romana. Al amparo de un microclima mediterráneo-oceánico, los romanos plantaron viñedos y construyeron lagares. Dieron así origen a una cultura, hoy secular, en la atención de la viña y en la elaboración de exquisitos caldos, a los que también cantaron los peregrinos del Camino a Santiago.

Desde aquella época, el esfuerzo de viticultores y elaboradores fue dando sus frutos hasta conseguir que en el año 1945 se reconoce la Denominación de Origen Valdeorras por Orden Ministerial. La Entidad nació con la vocación de trabajar en la recuperación de variedades autóctonas como el Godello y el Mencía, siendo sus líneas fundamentales de actuación las de apostar por la calidad, impulsar el control, facilitar la promoción y buscar nuevos caminos de expansión y comercialización.

Actualmente, la labor vinícola y el complejo mundo a su alrededor se organiza a través del Consejo Regulador, órgano que rige los destinos de la Denominación de Origen, abarcando las superficies vitícolas de los municipios de A Rúa, Carballeda de Valdeorras, Larouco, O Barco, O Bolo, Petín, Rubiá y Vilamartín.

Las zonas de producción ocupan gran parte de las cuencas de los ríos Sil, Xares y Bibei. En ellas, el clima es más seco que en el resto de Galicia, mezclándose la influencia atlántica con trazos de la continental. La temperatura media es de unos 11º C y el índice de lluvias oscila entre los 850 y los 1.000 mm. anuales.