• La nueva rebaja fiscal para la compra de vivienda en el rural va a beneficiar a 3.459 parroquias poco pobladas, el 94% del territorio
  • El 62% de las parroquias beneficiadas se encuentran en las provincias de Lugo y Ourense
  • Esta rebaja fiscal se aplicará en todas las parroquias gallegas calificadas como Zonas Poco Pobladas, con el objetivo de dinamizar las zonas menos habitadas
  • Con esta bonificación fiscal, el rural gallego tendrá la menor tributación para la compra de vivienda de España
  • Esta rebaja complementará el programa de impuestos cero en el rural aprobado por la Xunta de Galicia en 2016

 

La nueva rebaja fiscal de la Xunta de Galicia para la compra de vivienda en el rural, incluida en el proyecto de Ley de Presupuestos para 2020 aprobada recientemente por el Consello de la Xunta, beneficiará a un total de 3.459 parroquias gallegas poco pobladas de las cuatro provincias.

La mayor parte de las parroquias en las que se aplicará esta nueva bajada de impuestos están en las provincias orientales. En concreto, el 36% de las parroquias beneficiadas pertenecen a la provincia de Lugo (1.251); el 26% a la de Ourense (895); el 23% a la provincia de A Coruña (811) y el 15% restante a la provincia de Pontevedra (502).

Esta rebaja fiscal se aplicará en todas las parroquias gallegas calificadas como Zonas Poco Pobladas (ZPP), es decir, aquellas en las que es más necesario recuperar población con el objetivo de dinamizar las zonas menos habitadas. El listado de las parroquias que tienen la calificación de ZPP toma como referencia las estadísticas del Instituto Gallego de Estadística (IGE) que clasifican las parroquias gallegas según su grado de urbanización, siguiendo los criterios que emplean organismos internacionales como Eurostat.

Una vez que entre en vigor esta rebaja, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) se reducirá del 7% al 5% en el caso de compra de vivienda habitual –con límite de patrimonio- en alguna de estas 3.500 parroquias, y bajará del 10 al 6% para el resto de compras de vivienda también en estas parroquias, con el objetivo de fijar población en el rural y dinamizar estas zonas. De este modo, el rural gallego pasará a tener la menor tributación para la compra de vivienda de toda España.

Además, hay que tener en cuenta que desde el año 2017 hay tres colectivos –jóvenes menores de 36 años, familias numerosas y personas con discapacidad– que ya no pagan este impuesto cuando adquieren una vivienda en el rural gallego. En todo caso, esta rebaja fiscal complementa también el programa de impuestos cero en el rural puesto en marcha por la Xunta en 2016.