Yapital mobile

 

La guerra por el pasivo es algo que está en constante movimiento y se mueve de producto en producto. Primero depósitos, después cuentas remuneradas y luego las cuentas nóminas. Siempre hablamos de productos, pero ¿qué ocurre con las entidades o mejor dicho su forma de trabajar? ¿No serían también un factor determinante en la guerra por el pasivo?

Y es que el hecho de que una entidad posea bajos costes de estructura le puede permitir realizar mejores ofertas a los clientes nuevos (sobre todo) para atraerlos al ‘panal de miel’. Por eso la duda que nos alberga es la de si será o no el momento de la banca online.

Siempre se ha caracterizado por los bajos costes que repercuten en que no se cobre por nada o por casi nada a los clientes, pero ¿podrán remunerar más los productos de ahorro que las entidades tradicionales?

Pues a tenor de lo que nos encontramos en el mercado, las respuestas a estas preguntas pueden ser afirmativas.

Si miramos un comparador tanto de depósitos como de cuentas remuneradas, podemos observar que en el corto plazo, las entidades online están superando en cuanto al tipo de interés a los similares productos de la competencia tradicional.

Incluso, si apuramos mucho, algunos de los tipos de interés que están ofertando son francamente algo fuera de lugar. Eso sí, básicamente en el corto plazo.

Importes mínimos para contratar estos productos y tipos exageradamente altos son los dos rasgos principales de estos productos de ahorro de las entidades online.

Cuentas remuneradas que ofrecen el primer mes el 4%TAE, 4 meses al 3,60% y 3,50% TAE, son algunos ejemplos.

Depósitos a 1 o a 3 meses al 4% TAE, 3,75%, 3,60% o 3,50% TAE (en depósitos a 3 meses) son otros.

Pero todos tienen un rasgo en común: son las mejores ofertas de cada tipo de producto y todas las ofertas son de entidades online.

Hay casos extremos en el que tras la reprimenda hace dos semanas por parte del Banco de España del exceso de remuneración en estos productos y se habló de ponerle límites, alguna de estas ofertas supera en 1,8 puntos el límite fijado.

Ciertamente es algo preocupante, ya que con la guerra del pasivo, las entidades han captado fondos que van a suponer una devolución en intereses que ronda los 25.000 millones de euros, que dudo que haya entidades capaces de generar ese dinero en su negocio bancario para poder afrontar tal reparto de intereses fuera de lugar. Se habla incluso que los interés a pagar en el último año han crecido sobradamente del 10% mientras que los ingresos de la entidad vía intereses de operaciones de riesgo ha incrementado en términos de 1,5%.

En una entidad tradicional esta situación es insostenible con el lastre que suponen los gastos en RRHH, pero en la banco por Internet la cosa cambia. Costes reducidos al mínimo, gastos superfluos eliminados, todo ello contribuye a una mejor oferta a los clientes de pasivo.

¿Será el momento de su despegue? No debemos de olvidar que la mayoría de esas entidades han estado dando hasta ‘hace dos días’ pérdidas, por lo que resulta curioso que en estos momentos entidades que históricamente no funcionaban sean las que mejor remuneran. Chocante y paradójico.

La verdad es que las mejores ofertas en productos de ahorro en el corto plazo, parecen exclusivas de la banca online, donde la banca tradicional no puede entrar ya que le conduciría a dar pérdidas más bien pronto que tarde.