warren buffettMás que saber invertir como Warren Buffet, a ti y a mi  lo que nos gustaría seguro es tener el dinero que el denominado como ‘Oráculo de Omaha’ posee y que lo sitúan como una de las fortunas más grandes del mundo.

Pero está claro que en esta vida la mayoría de las cosas no son fruto del azar, y menos los resultados que Warren Buffet ha obtenido en una actividad tan compleja como es la de ‘invertir en bolsa’.

Si quieres invertir como Warren Buffet, claro está, a pequeña escala, tendrás que ver primero cuales son todas las actuaciones que este hombre realiza antes de invertir en bolsa en esta o aquella empresa, unos comportamientos o principios básicos que siempre hace y que sería conveniente que tengas en cuenta si quieres tener resultados parecidos a los de él.

Lo primero que debes de hacer es ver más allá en los datos de la empresa en la que quieres invertir. Buffet reconoce, y deberías de hacerle caso por lo tanto, que invertir en función de los datos del ejercicio pasado o en previsión en los que va a tener este año, es un error. Eso es más especular y no invertir. Debes de encontrar puntos dentro de la empresa que te hagan ver que es una inversión buena a medio y largo plazo.

Warren Buffet los denomina como ‘ventajas competitivas sostenibles’. Realmente son ratios que posee la empresa en sus balances que si los comparas con otras empresas competidoras son mejores desde hace años lo que indica que en caso de potencial crisis del sector, aguantará mejor los achaques.

Y aquí debes de aplicar la lógica tan simple que emplea Buffet: si una empresa está a la cabeza de su sector desde hace una década, ¡¡por algo será!! Escoge ratios como márgenes brutos, relación costes de organización vs beneficios,…., algo que te permita comparar la empresa en la que quieres invertir con sus competidores en un plazo de al menos un lustro antes.

Otra cosa muy característica en Buffet es no invertir en lo que no se entiende o en lo que es muy cambiante. Empresas de alta tecnología, donde la partida de I+D+i es elevada, deben de hacerte pensar que si inviertes y la tecnología cambia, ¿cómo te va a dejar? No es malo que las empresas gasten en investigación, pero que su mayor gasto sea este indica que nada sólido tienen por ahora entre manos.

¿Te acuerdas de la burbuja puntocom? A Warren Buffet no le pilló. No meterse en lo que desconoces: renuncias al ‘pelotazo’ pero no tendrás pérdidas catastróficas.

Esto hace que debas de optar por invertir en empresas que tenga un historial previo de beneficios y que estén siempre en su sector entre las punteras. Te repito ¡¡por algo será!! ¿no?

Y es que ten en cuenta que los ‘pelotazos’ que te dije antes, se deben más a los movimientos de los inversores o especuladores nerviosos que a lo que hagan los inversores a medio y largo plazo. Los buenos resultados y cifras de una empresa acabarán dándote la razón en lo que inviertas. Entrar a comprar y vender (especular)  es  entrar en ‘lo desconocido’.

Consejos de Buffet ante esta situación:

  • Si no puede ver caer un 50 % de su inversión sin pánico, no inviertas en el mercado de valores.
  • No intentes predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones.
  • Se temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa.
  • La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza.

Hasta aquí hemos visto como lo que debes de hacer en realidad si quieres invertir como el Oráculo de Omaha, no es ‘alquilar’ unas acciones, sino que debes de ver que adquieres parte de la propiedad de una empresa. Si lo ves así, ¿a qué ya ves la inversión en empresas volátiles como algo no tan ventajoso?

Querrás que tu empresa sea ‘potente’, referente en su sector, mejor que los competidores…., Invertir en nuevas empresas que no permitan comparaciones de años anteriores con sus competidores es arriesgado, salvo que detrás los fundadores sean de determinado peso que garanticen la inversión (cosa poco probable). ¿Quieres invertir o jugar a la ruleta?

Invertir con el método de Warren Buffet

Si quieres invertir como él, lo primero saca de la cabeza la idea de las ganancias rápidas y comienza a pensar como un inversor metódico y racional.

No seas nunca demasiado optimista, ese es el principal error del inversor racional. El que entra para especular es el que siempre es más optimista, por algo busca ‘el pelotazo’.

Si eres racional y metódico evitarás grandes errores, justo lo que cometen los especuladores en muchas ocasiones. Ganarás poco en relación a estos, pero tendrás la ventaja de que también perderás poco en caso de que se tuerzan las cosas. Invertir es sinónimo de largo plazo: no inviertas en algo en lo que no estés seguro de permanecer bastante tiempo, ganarás a medio y largo plazo no solo más dinero, sino también salud y tranquilidad.

Debes de estar atento al mercado, a lo que hacen los especuladores. Estos muchas veces compran y venden sin que haya una razón real. Es justo ahí donde te podrás encontrar con auténticas ‘gangas’ en cuanto a acciones que detrás tienen a grandes empresas.

Dos últimos consejos

  • El primero, es que  si inviertes como Warren Buffet ten presente siempre la ley de los ‘grandes números’, pocos beneficios y recurrentes es más seguro y tranquilo para tu salud y economía que posibles grandes beneficios rápidos.
  • El segundo es el considerar tu inversión al final como una carrera de fondo, pocos beneficios controlados con una metodología que limite el riesgo harán que tu inversión acaba siendo un éxito a la vez que reducirás al máximo la bancarrota total.

Invertir en ese sentido es como jugar al Poker de forma profesional es cuestión de método y donde la cabeza debe dirigir al corazón y no de al revés.