bombilla-incandescenteDesde la implantación del nuevo modelo de facturación del coste del kW, el precio de la luz no ha dado un respiro. Según los últimos datos aportados por FACUA, la factura media del consumidor se ha incrementado un 12,4% hasta noviembre y parece que el mercado no pone freno a esta subida. Por ello, hoy más que nunca, debemos estar alerta, buscar y comparar las tarifas de luz disponibles en busca y captura de la oferta más económica a largo plazo.

Aunque  las empresas comercializadoras de luz no están dispuestas a rebajar sus precios, aún hay otros caminos que nos llevan a conseguir una tarifa asequible gracias a las subastas inversas. Este modelo de compras colectivas, que apenas se lleva realizando un año en España, ya ha conseguido ahorros de hasta el 30% en la factura eléctrica de particulares.

Las grandes comercializadoras se suman a las subastas inversas

Al principio, cuando se llevaron a cabo las primeras compras colectivas, las grandes compañías se negaron a pujar y perdieron un alto porcentaje de clientes a favor de otras empresas más pequeñas que sí apostaron fuerte por el ahorro. Por esta razón, no es de extrañar que en las últimas subastas inversas realizadas por la OCU o El Rebajador los gigantes energéticos se hayan sumado. Tanto es así que Gas Natural Fenosa consiguió dar con la mejor oferta en ambas compras colectivas de luz, y E.On en la sección de gas.

Pero, ¿qué ventajas tiene apostar por las subastas inversas en lugar de ir a la compañía directamente? En primer lugar, apuntarse a una compra colectiva es totalmente gratis y no existen compromisos de contratación. Además, todas las tarifas que se proponen siempre están por debajo del coste que haya en el mercado en ese momento, por tanto, todo son ganancias para ambas partes.  El consumidor que consigue un precio mucho más asequible, y las empresas, que no solo no pierden clientes, sino que también los ganan.

Gas Natural Fenosa esquiva la subida del IPC

La última subasta inversa de energía promovida por HelpMyCash junto con El Rebajador la ha ganado Gas Natural Fenosa gracias a una tarifa fija que permite ahorrarse la subida del IPC del próximo 2015. Es más, aún sin tener en cuenta dicha regulación del precio, el consumidor medio con una potencia contratada de 4,6 kW y un consumo anual de 3.500 kW, se ahorraría 44 euros respecto a lo que se ha pagado con la PVPC en octubre.

Además, si el precio de la luz siguiera creciendo como en los últimos meses, el ahorro sería aún mayor. Por poner un ejemplo, para la misma potencia y consumo, si el coste de la luz aumentara la mitad que este año (un 6%) el ahorro sería de más de 90 euros, a falta de saber de cuánto será la subida del IPC.

A esto hay que añadirle otros dos puntos a favor que no siempre se dan cuando se contrata directamente con la comercializadora: la tarifa no exige compromiso de permanencia, y tampoco es obligatorio contratar servicios adicionales.

En el caso de la compra colectiva de luz para pymes, Gas Natural Fenosa propone una tarifa similar con la que el ahorro anual medio es de 1.000 euros. Eso sí, en este caso sí exige un año de permanencia.

En resumen, dos buenas propuestas que permitirán a los consumidores, tanto particulares como empresas, ahorrarse un buen pellizco si lo contratan antes el 11 de diciembre.