• Los socios en el proyecto Risc Miño-Limia evalúan los avances en las acciones que facilitarán la toma de decisiones ante fenómenos extremos
    • Reuniones del Comité de Gestión, órgano directivo del proyecto
  • El objetivo es minimizar y evaluar los efectos de los fenómenos extremos y del cambio climático en la gestión de las masas de agua y sus ecosistemas asociados o
  • Cuenta con un presupuesto de 2.350.000 euros y un plazo de ejecución que finalizará en diciembre de 2020
  • Permitirá, por tanto, mejorar en conocimiento y gobernanza ante fenómenos cada vez más recurrentes

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, ha convocado a las Universidades de Vigo y de Oporto y a la Agencia Portuguesa do Ambiente –APA- , para evaluar los avances en el proyecto de cooperación transfronteriza –POCTEP– “Risc Miño-Limia” cuyo objetivo es mejorar el conocimiento de las cuencas internacionales de los ríos Miño y Limia con el ánimo de minimizar los efectos que se produzcan por fenómenos extremos, de intensas lluvias o sequías prolongadas, todo ello de acuerdo con el principio de unidad de cuenca.

Esta sería la 3ª reunión del Comité de Gestión, órgano directivo de gestión del proyecto. Por la parte portuguesa han asistido María José Moura, jefa de División en la Agencia Portuguesa de Ambiente APA (a través ARH Norte); y Rui Calçada, Director de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Oporto; por la parte española, Esther de Blas, Vicerrectora del Campus de Ourense; y Carlos Guillermo Ruiz del Portal, jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (socio principal).

Evaluación de las acciones

Se ha evaluado el grado de avance de las diferentes actividades del proyecto, con especial atención a los estudios relativos al impacto del cambio climático en los recursos hídricos, los balances entre recursos y demandas, el plan de gestión de sequía conjunto de la demarcación hidrográfica internacional y el diseño de la nueva cartografía de la demarcación.

Cada socio ha presentado el conjunto de lo ejecutado hasta la fecha, de lo que cabe destacar la realización de los modelos hidrometeorológicos e hidráulicos de software libre para la predicción de avenidas en la parte española y en la parte portuguesa; el nuevo sistema de alerta temprana y los sistemas de ayuda a la decisión; los nuevos puntos de control de sistema automático de calidad de las aguas finalizados en O Carballiño (Ourense) y Tui (Pontevedra), los nuevos mapas cartográficos, entre otros trabajos que permitirán mejorar en conocimiento y gobernanza ante fenómenos extremos.

Por otra parte, todos los miembros han resaltado el alto grado de coordinación entre las partes, incidiendo en lo positivo que supone la cooperación transfronteriza en la gestión de las cuencas hidrográficas compartidas y la necesidad de intensificar e incrementar esa colaboración en la toma de decisiones conjunta ante fenómenos cada vez más recurrentes.

 

Reunión del Grupo de Trabajo Técnico conjunto

Desde el comienzo del proyecto se han celebrado catorce reuniones del grupo de trabajo técnico conjunto, creado para la correcta realización y gestión del proyecto, hoy mismo los técnicos de la CHMS de la APA y de las Universidades de Vigo y Porto, han realizado un encuentro, en la sede del Centro de Control de Cuenca de la CHMS, sobre “Modelización hidrometeorológica para la prevención de fenómenos extremos”, centro donde se reciben los datos, vía satélite y cada 15 minutos, de las estaciones de control ubicadas en puntos estratégicos de la demarcación.

RiSC MIÑO-LIMIA

El objetivo principal del proyecto es minimizar y evaluar los efectos de los fenómenos extremos (sequías e inundaciones) y del cambio climático en la gestión de nuestras masas de agua y sus ecosistemas asociados, con el fin de lograr la elaboración de un plan hidrológico y de gestión único para toda la demarcación hidrográfica internacional en cumplimiento de la Directiva Marco del Agua y contribuir a la mejora y consecución del buen estado de las mismas.

La demarcación internacional de las cuencas de los ríos Miño y Limia cubre un territorio de unos 19.600 km2 y alberga una población de más de un millón de personas.

El proyecto europeo RISC_Miño Limia se enmarca dentro del Programa INTERREG V-A España – Portugal (POCTEP) 2014-2020, financiado por el Fondo de Desarrollo Regional de la Unión Europea, y cuenta con un presupuesto de 2,35 millones de euros. Su ejecución se inició en julio de 2017 y finalizará en diciembre del año 2020.