portugal-consejeriaembajadaPortugal se plantea premiar a los municipios que tengan menos profesores de los necesarios.

Esgrimida como una medida en busca de la mejora de la eficiencia en el sistema educativo, el gobierno luso se plantea premiar a aquellos municipios que tengan menos profesores de los que sean necesarios, lo cual no deja de ser llamativo, ya que si son necesarios no debería de sobrar ninguno.

Esta iniciativa por el momento es una propuesta integrada en una reforma que da a los municipios poder para intervenir a nivel curricular en los niveles básico (primaria) y secundario, según recoge el diario portugués ‘Público’.

El ejemplo es el de aquel municipio en el que se requieran 400 docentes y en el que el número real de profesores sea de 399, motivo por el cual la administración local recibirá un premio de 12.500 euros al año, es decir, la mitad de lo que cuesta al Gobierno central un profesor novel. Eso sí, para ello se debe de cumplir el hecho de que no hayan empeorado los resultados académicos en el curso anterior y que la diferencia entre docentes reales y necesarios no sea de más del 5%.

Por el contrario, cuando el número de profesores supere en un 5% de los estimados como necesarios será obligatorio un “examen detallado” de una comisión. El objetivo es vincular la financiación con “una buena gestión de los recursos”.

Desde la Asociación Nacional de Dirigentes Escolares (ANDE), Manuel Pereira ya ha advertido de que es una aritmética “peligrosa”. “Permitirá a los municipios cambiar profesores por dinero”, es una propuesta “en el límite, muy peligrosa”, ya que podría llevar a municipios a formar clases de 30 alumnos “para conseguir reducir los profesores y conseguir más dinero”.

No obstante el líder del sindicato de profesores, Mário Nogueira va más allá al que esto ‘sólo se puede hacer a costa de dos cosas: privatización o peor calidad de la educación’.