• El presidente del Consello Regulador apuesta por un modelo de gobierno en positivo e inclusivo y lamenta las críticas que cuestionan su legitimidad en el cargo

El presidente del Consello Regulador, García Pando, sentado a la izquierda

 

El presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando, reitera su voluntad de gobernar el organismo de una manera inclusiva, con las aportaciones de todos los miembros del Pleno, y alejado del espíritu de confrontación y de permanente bronca que imperó en la entidad en el último año y medio. “Vamos a intentar cumplir el encargo de la Conselleira del Medio Rural, quien públicamente nos pidió, durante su participación en la última Feria del Vino de la Comarca, que se hable siempre de la D.O. Valdeorras en positivo, y jamás en negativo”.

El presidente del Consejo Regulador lamenta las críticas expresadas públicamente por Uniones Agrarias (UUAA), que cuestionó su legitimidad en el cargo y señala que no está imputado en ninguna causa judicial, como el sindicato pretende hacer creer a la opinión pública.

Garcia Pando recuerda que la mayoría de los vocales del Pleno avalaron su investidura como presidente del Consejo Regulador y rechaza la falta de espíritu democrático del sindicato al pedir que se nombre un equipo de gobierno alternativo al que él encabeza.

José Luis García Pando lamenta, también, la desconfianza del sindicato en relación a la cantidad de uva recogida este año. “Si la caída de la producción no fue tan acusada en la zona, como inicialmente se creía por las heladas de abril, fue gracias al ingente esfuerzo de nuestros viticultores y bodegueros”, considera García Pando, quien cree que UUAA “hace un flaco favor al sector vitivinícola de la comarca cuando insinúa falsedades sobre la cantidad de uva recogida”.

Pérdida de peso social

La actitud de UUAA y sus argumentos sólo se justifican, a juicio del presidente del Consejo Regulador, bien por “un mal perder” o bien “por la necesidad imperiosa de intentar comparar y hacer ruido mediático ante la pérdida de influencia y peso social de este sindicato en Valdeorras, en particular, y en Galicia, en general”.

Al respeto de la denuncia penitenciaria contra su persona y el personal del Consejo Regulador, García Pando señaló que llegado el momento se defenderá conforme a derecho en sede judicial “las medias verdades -que son la mentira más grande- desprendidas de una auditoría hecha bajo encargo”.