• Galicia invertirá 40M€ en la renovación del parque de vehículos de particulares y empresas a través del nuevo programa de ayudas a la movilidad eficiente
  • Se trata de una iniciativa consensuada con el sector y que, con un presupuesto de 1,1 millones de euros, permitirá el relevo de 2000 automóviles con por lo menos 10 años de antigüedad por modelos más respetuosos con el medio ambiente
  • Se promueve así la venta de turismos y furgonetas entre particulares residentes en la Comunidad y a autónomos y empresas con domicilio social o centro de trabajo en Galicia
  • La Consellería de Economía, Empleo e Industria concederá 500 o 750 euros por vehículo, en función del modelo, a lo que se sumará un descuento similar por parte del vendedor, por lo que la ayuda final podrá alcanzar los 1.500 euros
  • La convocatoria se publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia y el plazo de presentación de las solicitudes estará abierto entre el 30 de julio y el 15 de octubre
  • Todo el proceso de tramitación será vía telemática a través de concesionarios y puntos de venta autorizados
  • La orden se convocará por concurrencia no competitiva, por lo que el reparto de los fondos será por orden de llegada de las solicitudes
  • A través de este programa, la Administración autonómica también prevé la generación de 320 empleos directos y ahorros económicos por valor de 727.000 euros anuales, lo que repercutirá en la mejora de la calidad de vida de los gallegos y gallegas y en la competitividad del tejido empresarial

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer el nuevo programa de ayudas a la movilidad eficiente con el que la Administración gallega favorecerá la renovación del parque de vehículos de particulares, autónomos y empresas. Con esta iniciativa, la Consellería de Economía, Empleo e Industria busca facilitar el relevo de 2000 vehículos con 10 años de antigüedad como mínimo por nuevos modelos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. De este modo, también se redundará en importantes ahorros económicos para los conductores y en la generación de actividad económica en la industria gallega de la automoción, sobre todo entre concesionarios y puntos de venta autorizados. La previsión es que en los próximos meses se movilicen 40 millones de euros y se creen 320 puestos de trabajo directos.

La Xunta de Galicia trata de contribuir a la mejora de las ventas de automóviles en Galicia, que según los últimos datos registrados llevan 11 meses de caídas consecutivas (entre agosto de 2018 y junio de este año) debido a las incertidumbres generadas por una transición energética desordenada a nivel estatal que está afectando de manera especial al futuro de la industria de la automoción.

Este programa autonómico, consensuado con el sector, tiene como principales objetivos ofrecer a los gallegos y gallegas información sobre la apuesta que se está haciendo por realizar inversiones que contribuyan a contar con vehículos más eficientes y sostenibles. Los nuevos modelos de turismos y furgonetas permiten reducir tanto los costes energéticos –lo que se traduce en la mejora de la calidad de vida de la sociedad y en el impulso de la competitividad del tejido empresarial– como el consumo de energía, aumentando la eficiencia energética y la utilización de nuevas tecnologías en la fabricación de los vehículos.

La industria de la automoción en general es un dinamizador estratégico de la economía gallega, además de una fuente básica de generación de empleo: por cada nuevo puesto directo, se crean cuatro en las fábricas de componentes y entre siete y ocho en el sector servicios.

Posibles beneficiarios

La Consellería de Economía, Empleo e Industria, a través del Instituto Energético de Galicia (Inega), dispone este año de 1,1 millones de euros para este programa de renovación del parque móvil. En concreto, las ayudas se dirigen a personas físicas residentes en la Comunidad (800.000 euros) y a autónomos y empresas con domicilio social o algún centro de trabajo en Galicia (300.000 euros).

La nueva orden permitirá la adquisición de vehículos de hasta 40.000 euros, impuestos incluidos. Podrán ser tanto turismos como furgonetas. En el caso de los primeros, que deberán contar con la clasificación energética A, existen dos modalidades: turismos que emitan hasta 100 gramos de CO2 por kilómetro y los que emitan como máximo 120 gramos. En las furgonetas, los modelos subvencionables no superarán los 137 gramos de CO2 por kilómetro.

Las personas físicas podrán acogerse a las ayudas para comprar un turismo o una furgoneta, mientras que empresas y autónomos tendrán la posibilidad de adquirir una o dos furgonetas. Las ayudas de la Xunta serán de 750 euros para los particulares que compren un turismo que emita como máximo 100 gramos de CO2 por kilómetro; y de 500 euros para personas físicas que adquieran un coche con emisiones de hasta 120 gramos, o para particulares, empresas y autónomos que compren furgonetas que cumplan con los criterios establecidos. A estas ayudas de la Xunta hay que añadir un descuento similar por parte del concesionario, por lo que el cliente podrá beneficiarse de ahorros de 1.500 euros o de 1.000 euros, en función del modelo, en la compra del vehículo.

Además de dinamizar la compra de nuevos turismos y furgonetas, este programa de la Xunta facilita la renovación del parque móvil, retirando de las carreteras las unidades con tecnologías más obsoletas y, por tanto, menos respetuosas con el medio ambiente. Así, para el pago de la ayuda, además de acreditarse la baja definitiva de un automóvil a achatarrar, este turismo o furgoneta deberá estar matriculado en España, tener 10 años de antigüedad como mínimo, con la ITV en vigor y el futuro beneficiario debe ser su titular por lo menos desde un año antes de formalizar la solicitud de ayuda.

Las entidades colaboradoras, en este caso, concesionarios y puntos de venta autorizados en Galicia, se encargarán de pedir las ayudas en nombre de sus clientes. Todo el proceso de tramitación será por vía telemática (solicitud, consulta del estado del expediente y de la documentación presentada).

Para ser entidad colaboradora, tendrá que realizar su inscripción en un máximo de cinco días hábiles desde la publicación del nuevo programa en el DOG, mientras que el plazo para la solicitud de las ayudas estará abierto entre el 30 de julio y el 15 de octubre, siendo en ese mismo período en el que deberá ser comprado el vehículo. Hay que tener en cuenta que se trata de una orden por concurrencia no competitiva y, por lo tanto, el reparto de los fondos del Inega será por orden de llegada de las solicitudes.

La Consellería de Economía, Empleo e Industria estima que con este programa se podrá apoyar la renovación de 2000 vehículos, movilizando para la adquisición de los nuevos alrededor de 40 millones de euros y permitiendo la generación de 320 empleos directos en Galicia. Los proyectos apoyados también propiciarán la reducción del consumo energético final en 6000 MWh/año y de las emisiones de CO2 en 1600 toneladas cada 12 meses, el equivalente a la acción de 80.000 árboles. Los ahorros económicos previstos alcanzarán los 727.000 euros anuales.

Con este programa de ayudas a la compra de automóviles de combustión más respetuosos con el medio ambiente, la Xunta de Galicia completa así su apuesta por la movilidad eficiente, ya que hasta el próximo 31 de diciembre mantiene abierta también la convocatoria del Plan Moves, dirigido a la adquisición de vehículos eléctricos o alternativos (gas natural o gas licuado de petróleo). Este plan contempla la compra de turismos, furgonetas, camiones y autobuses, la puesta en marcha de infraestructuras de recargo, sistemas de préstamo de bicicletas eléctricas, así como planes de transporte a los centros de trabajo.