• Las precipitaciones aliviarán la sequía de los embalses que están al 43,8 por ciento en la Cuenca del Miño-Sil

Carretera de acceso hacia Trevinca

 

La lluvia caída en las últimas horas se transformó en nieve en los puntos más altos de las provincias de Ourense, Lugo y León. En la comarca de Valdeorras,  en el municipio de Carballeda, en la OU-122, así como en  los accesos hacia Fonte da Cova y Trevinca fue necesaria la intervención de máquinas quitanieves para retirar nieve del asfalto.

OU-122, donde fue necesaria la presencia de quitanieves

 

El agua llega como “anillo al dedo” para atajar la sequía generada por el tiempo  anticiclónico de los últimos meses. Según datos de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, la reserva hidráulica  española se encuentra en este momento al 50,7 por ciento de su capacidad y los embalses almacenan actualmente 28.373 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, aumentando durante la última semana en 46 hectómetros cúbicos (el 0,1% de la capacidad total). En la Cuenca Miño-Sil el porcentaje es ligeramente inferior, un 43,8 por ciento, cifra que se prevé que aumentará en las próximas horas teniendo en cuenta que se avecina una semana lluviosa.

Fonte da Cova en las últimas horas

 

La capacidad de los embalses de la Cuenca Miño-Sil es de 3.030 hectómetros cúbicos, de los que la reserva actual es de 1.328 frente a los 2.528 del año pasado.

Fonte da Cova, donde nieva

 

Precisamente, en los últimos días, el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, reconoció públicamente la preocupación que existe por la sequía si bien dijo que no es alarmante y aprovechó para insistir en la importancia del uso racional y responsable del agua por parte de los ciudadanos. Además pronosticaba que llovería y así se ha cumplido. Las borrascas se sucederán en los próximos días.

Entorno de Fonte da Cova