• Catorce centros residenciales de Ourense reciben móviles, tablets y radio transistores para facilitar a sus usuarios la comunicación y el entretenimiento durante el confinamiento
  • La delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz Mouteira, explicó que esta medida forma parte del Plan Social de contingencia puesto en marcha por el Gobierno gallego
  • Agradeció la entrega y el esfuerzo del personal de estos centros durante una videoconferencia que mantuvo con la dirección de las tres residencias de titularidad y gestión propia de la Xunta
  • Estos dispositivos fueron cedidos por Cenor electrodomésticos, la compañía telefónica Orange, la Fundación Profuturo, La Caixa y Electrodomésticos Domínguez S.L. (Star Electrodomésticos)
  • Las donaciones fueron recibidas en la Consellería de Política Social y en la Vicepresidencia

 

Catorce centros residenciales de mayores, atención a la discapacidad y de menores de la provincia de Ourense recibieron 75 teléfonos móviles y tablets para facilitar la comunicación de los usuarios con sus familiares durante las medidas de confinamiento que se están produciendo durante la emergencia sanitaria. Además, se entregaron 50 aparatos de radio. Todo este material es fruto de donaciones solidarias de empresas gallegas.

Los dispositivos móviles, que fueron cedidos por Cenor electrodomésticos, la compañía telefónica Orange, la Fundación Profuturo y La Caixa, sirven para mantener el contacto entre los residentes y sus familias ya que esta situación derivada de la pandemia provocada por el COVID-19, impide las visitas en los centros residencias desde el pasado 16 de marzo como precaución para contener el avance del virus.

Además, en las tres residencias de mayores de titularidad y gestión propia de la Consellería de Política Social se repartieron 50 radio transistores donados por Electrodomésticos Domínguez S.L., a través de la Vicepresidencia.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, junto con la jefa territorial de la Consellería de Política Social, María José Fernández Laso, mantuvo hoy una reunión por videoconferencia con la dirección de las residencias de mayores públicas de la provincia para escuchar sus necesidades y para evaluar esta iniciativa de la Administración autonómica puesta en marcha para intentarla mitigar la restricción de visitas impuesta por el decreto de alarma y de emergencia sanitaria.

Díaz Mouteira indicó que con estas aportaciones se procura dar solución a una situación que preocupaba a las personas que viven en los centros residenciales de servicios sociales y a sus familias. Aunque se intensificó el contacto telefónico en estos centros, se decidió dar un paso más y hacer uso de los avances tecnológicos para que pueda producirse también un contacto visual. Por otro lado, añadió que con la entrega de las radios “aspiramos a lograr que nuestros mayores, además de informados, estén entretenidos con la programación radiofónica que más les guste”.

Los centros beneficiados por esta aportación solidaria empresarial pertenecen a los ayuntamientos de Bande, Baños de Molgas, Barbadás, O Carballiño, Castro Caldelas, Larouco, Taboadela, Viana do Bolo, Vilar de Barrio, Vilar de Santos y Vilardevós.

Díaz Mouteira quiso poner en valor esta donación de dispositivos móviles y aparatos radiofónicos ya que es “una muestra más de la solidaridad que todo el tejido social gallego está mostrando en esta pandemia, ya que desde el primer momento se pusieron en contacto con la Administración autonómica, para hacer llegar su ayuda”.

Plan social de contingencia

La representante del Gobierno gallego recordó que esta iniciativa forma parte del Plan social de contingencia en el que también se encuentran medidas como el teléfono social (900 400 800), que está a disposición de las personas que tengan dudas básicas, que necesiten acompañamiento o atención psicológica y que atendió desde su puesta en marcha más de 2000 llamadas.

En segundo lugar, el seguimiento telefónico a los 14.400 usuarios de centros de día y ocupacionales y, para los hogares que lo necesiten, el reparto de comida a domicilio, que ya llega a 250 familias más. Un correo electrónico para la detección rápida de situaciones de riesgo (atencionsocialemerxencia@xunta.gal).

En tercer lugar, Díaz Mouteira se refirió a la ayuda económica para los niños que disponían de una bolsa de comedor de su escuela infantil, colegio o instituto, de las que se beneficiarán más de 51.000 hogares gallegos. Un Servicio de Ayuda en el Hogar (SAF) extraordinario para las personas que necesiten cuidados a domicilio, por un importe de 6 millones de euros.

El Gobierno gallego también procedió a la exención de las cuotas de las escuelas infantiles, centros de día y ocupacionales con financiación pública y se publicó la mayor orden de ayudas de la historia de Galicia destinada a las entidades de inclusión social, por un importe de 18,3 millones de euros.

Y por último, la Xunta adelantó cerca de una semana el pago de la Renta de inclusión social de Galicia (Risga) del mes de abril para aliviar la economía doméstica de 10.000 familias gallegas. Se trata de una medida pionera en nuestra comunidad para la que el Gobierno gallego destinó una inversión de 4,5 millones de euros.