• Comunicado Oficial del cantante Miguel Arias en relación a su participación en el programa ‘Luar’

Miguel Arias en Luar. Foto: Aitor Ramos

 

El pasado viernes día 3 de Febrero, en el programa “Luar” de la Televisión de Galicia, más concretamente en la sección “Recantos” en la que soy el representante de Ourense Oriental (Trives, Valdeorras y Viana) se vivió un momento muy tenso y, aún teniendo clara mi postura, hasta casi una semana después, no soy capaz de ponerme a escribir exponiendo cómo me sentí en ese momento. Antes de nada aclarar que lo que captaron las cámaras no fue ni la mitad de lo que se vivió en plató y que, por motivos ajenos al programa yo no tenía mi mejor día (algo que, de no ser por lo sucedido, nunca diría públicamente).

Después del video de presentación y de mi actuación en la tercera fase del concurso, uno de los miembros del jurado hace su valoración y pone una nota, yo, sonriendo, agradezco tanto la puntuación como sus consejos. A continuación, el segundo miembro del jurado, sin ningún tipo de explicación, simplemente gira su tablet con una actitud que yo entendí como de cierto desprecio y, sin mediar palabra sobre la actuación ni sobre su nota, empiezan los dos a enzarzarse en una discusión que claramente no venía a cuento en ese momento y resultaba bochornosa y vergonzosa para mi y para cualquiera que la presenciase. En el momento en el que este miembro del jurado se levanta de la silla, yo, por una cuestión de necesidad (que no de chulería ni nada por el estilo), tras hacerle un gesto a la dirección del programa, decido bajarme del escenario con la intención de salir de plató. Me paró el director musical del programa y un realizador diciéndome que tenía que volver a salir al escenario porque “esto es televisión y el programa tiene que continuar”.

Ni un minuto después volví al escenario con incredulidad, con el público realmente alterado criticando la situación, otros recogiendo sus abrigos y marchando,… por respeto a esa gente que yo animara a verme desde sus casas y a un público que fue a apoyarme hasta plató, lo que dije fue:

 

Simplemente tenéis que entender que yo no pretendo imitar a Nino Bravo porque Nino Bravo hay uno. Yo hago mi versión, seguiré haciendo versiones y sacaré temas propios próximamente pero esto me parece una falta de respeto tanto para mi como para mis compañeras, no lo comparto y prefiero abandonar el plató.

 

El tercer miembro del jurado puntúa, nuevamente justificando su puntuación y, por petición del presentador del programa yo añado:

 

Estamos aquí esperando a que se nos valore, no es un momento cómodo para nosotros, no es un momento cómodo cuando nos subimos a un escenario y tres personas nos están juzgando de esta manera y creo que no se demuestra el respeto que merecemos los artistas que pisamos ese escenario. Es muy incómodo para nosotros todo esto.

 

Con un alto nivel de llamadas y consiguiendo un 64,4% de votos telefónicos los agradezco diciendo:

 

Quería agradecer a todo el público que me dio estos 6 puntos y a todo el equipo de “Luar” esta experiencia. Hasta siempre.

 

Después de esta despedida del programa por mi parte, Gayoso me aconseja pensar bien las cosas; consejo que yo recibo, a pesar del nerviosismo del momento, por el respeto que le tengo y porque realmente sentí que la situación generada nos había desbordado:

 

Tomaré la decisión oportuna y haré conocedor al programa de mi decisión.

Miguel Arias en Luar. Foto: Aitor Ramos

 

Las reacciones después de lo sucedido no se hicieron esperar y fueron para todos los gustos. La mayoría muy respetables, y son esas en las que me voy a centrar, el programa no se ha pronunciado públicamente pero por mi parte trataré de dejar claros una serie de puntos:

  • Realmente no sé si lo sucedido estaba preparado o no, entiendo que empezar la sección antes de lo habitual y un temporal con cortes de luz que, como es lógico, afecta a la audiencia del canal, puede hacer que se piensen cosas como ésta pero, personalmente, no me parece propio de los que trabajan en un programa familiar con tantos años de trayectoria y yo por lo menos no sabía nada.
  • Cuando emprendí esta experiencia en mi vida, como cualquiera otra, lo hice cargado de ilusión e intentando dar siempre lo mejor de mi, tanto en los momentos que se ven en cámara como en los que no (los segundos son la mayor parte). En ningún momento me creí ni más ni menos que el resto de mis compañeros.
  • Mi experiencia en el medio televisivo es muy escasa pero defiendo mis principios tanto como persona como artista por encima de todo y lo que verbalicé en ese momento. Uno no es dueño de sus sensaciones, y las mías en ese momento no eran para nada buenas. Además, no busco gustarle a todo el mundo, de ser así, me contendría en momentos como los vividos el otro día y no sería tan claro a la hora de no participar ni de lejos en episodios como éste.
  • Lo sucedido ha repercutido negativamente a gente muy cercana a mi, personas a las que, lo último que quiero, es causar daño alguno.

Sin saber qué va a pasar en esta fase (ya que actué en la primera semana de la misma) y sabiendo que los/as concursantes eliminados/as en las fases anteriores lo hicieron con puntuaciones más bajas de mis actuales 26 puntos seguiré siendo el representante de Trives, Valdeorras y Viana en el concurso mientras pueda, por mi propia ilusión y la que sé que se tiene puesta en mi.

Siempre que pueda seguiré enseñando esos “recantos” que tenemos y que todo Galicia tiene que ver: nuestro vino, nuestros carnavales, nuestra gente,… y seguiré tratando de que, como paisanos, os sintáis tan orgullosos de mi como yo lo estoy de representar a una tierra que me ha visto nacer y me ve crecer tanto personal como artísticamente.

Por último reitero un gracias por el apoyo de estos días que no han sido nada fáciles. Gracias por el cariño que siempre me demostráis.