• Charo Álvarez, la autora: “Parirlo fue doloroso pero ha merecido la pena pues se trata de contar lo que no viene en los manuales de texto”

Charo Álvarez y su madre, Josefita

 

Josefa Álvarez Quiroga, “Josefita”, la “niña de la guerra” de Portela (Vilamartín), hija adoptiva de O Barco de Valdeorras (donde reside desde hace 60 años), y que hoy ya atesora 95 maravillosos años, ya cuenta con sus memorias: “Memorias dunha nena da guerra”.

El libro acaba de ser publicado por Finisterrae Ediciones y  escrito por su hija, Charo Álvarez Álvarez, quien ha dado forma sobre el papel a las vivencias de su madre retratando, al mismo tiempo, los difíciles tiempos de la Guerra Civil. “Parirlo fue muy doloroso”, dice la autora, poniendo por delante que el sufrimiento ha valido la pena pues su objetivo es contar un pasaje de la historia para que no vuelva a repetirse.

El libro, de algo más de 90 páginas, está escrito en gallego porque “escribirlo en castellano sería renunciar a mis principios, es una forma de potenciar nuestra lengua gallega”, explica Charo Álvarez. Cuenta con fotografías antiguas y “no pretende reabrir heridas de la guerra civil sino contar lo que nunca se contó en los libros de texto”.

Es el primer libro de Charo Álvarez,  profesora jubilada de Educación Física del Instituto Marta Guisela de O Barco.

Charo Álvarez, autora del libro

 

“Memorias dunha nena da Guerra” es el retrato de la vida de Josefita a través de sus ojos, pero supongo que también un homenaje a todas las mujeres que sufrieron durante la Guerra Civil…

Sí, claro. A través de sus ojos y del cuerpo entero. Es un homenaje a mi madre, pero también a todas las mujeres que, como ella, sufrieron en la Guerra y a las que perdieron la vida en el camino.

 

¿Ha sido difícil escribir el libro al recoger momentos duros y tristes de “Josefita”?

Parirlo ha sido muy doloroso. Hay momentos duros como el del exilio, las humillaciones sufridas por mi madre siendo una niña, historias dramáticas -hoy difíciles de asimilar-, un contexto social y político complicado…Pero ha merecido la pena. Tenía que escribir el libro, contar lo que no cuentan los manuales de texto.  Era casi un deber para mí. Soy una persona luchadora, combativa y creo que es de justicia publicar el libro.

 

¿Qué le ha parecido a su madre, Josefita?, la protagonista del libro

Lo ha leído y ha llorado. El relato le trajo a la memoria muchos capítulos más de aquélla época. Pero le ha hecho ilusión que su vida quede retratada en el libro.

La portada del libro

 

La Guerra Civil siempre reabre heridas…

El libro es muy cauteloso. Prácticamente no he dado nombres, tan sólo cuando era indispensable. El libro simplemente persigue que la historia no vuelva a repetirse y, como dice la canción, es para que la guerra no nos sea indiferente.

 

¿Hasta dónde le gustaría que llegase el libro?

Me gustaría que fuese empleado en los centros escolares porque, realmente, los niños y jóvenes desconocen la Guerra Civil, el fondo, y pasajes de la misma.

 

¿Habrá un acto de presentación del libro?

Pues la idea es, en próximas semanas, organizar una presentación en O Barco. Todavía no está definido. Lo importante es que, después de un año de trabajo, el libro acaba de ser publicado.

Contraportada del libro