La Xunta ejecuta mejoras en la eficiencia energética del nuevo edificio judicial de Ourense

  • Esta actuación supondrá un ahorro importante en el consumo y, además, ofrecerá un mayor confort a los usuarios y a los profesionales.
  • El Gobierno gallego decidió realizar ajustes en la iluminación para garantizar unas condiciones de trabajo favorables superiores al exigido en la normativa con un coste asequible

juzgados

 

La Xunta de Galicia, dentro del programa de mejora de la eficiencia energética de los edificios públicos, viene de anunciar la próxima instalación de lámparas de tecnología “led” de bajo consumo y de termostatos en las oficinas judiciales del nuevo edificio judicial de Ourense. En concreto está prevista la instalación de 34 termostatos y cerca de 300 luminarias “led”.

Esta actuación supondrá un ahorro importante en el consumo de energía, contribuirá a la reducción en las emisiones de gases efecto invernadero, y conseguirá un mayor confort para los usuarios y los profesionales. La Dirección General de Justicia decidió acometer este proyecto de relevo de las luminarias delante de un estudio económico que indica que, en la actualidad, en el mercado existen productos a precios asequibles que además de suponer un importante ahorro del consumo energético, proporcionan una mejor calidad en la luz. Hace seis años, cuando se ejecutó el proyecto de construcción de este inmueble, las lámparas “led” tenían un coste mucho más elevado.

Hace falta recordar que las mediciones de los niveles medios de luz realizadas en los puestos de trabajo certificaron el cumplimiento de los niveles exigidos legalmente. La Xunta decidió realizar ajustes en la iluminación, además de por ahorro energético, para perfeccionar la uniformidad de la intensidad lumínica en todas las estancias y así garantizar unas condiciones de trabajo favorables superiores al exigido en la normativa.

Ourense cuenta, desde la puesta en marcha del nuevo inmueble, con un edificio que tiene 15 salas de vistas para 17 órganos judiciales y que permitió reubicar en él todos los juzgados, que hasta su inauguración estaban dispersos, además de estar ordenados por plantas y jurisdicciones con el objetivo de optimizar su funcionamiento y hacerlo más cómodo tanto para los ciudadanos.