• La Confederación del Miño-Sil mejora la capacidad de desagüe del río Airoa a su paso por el municipio de Xinzo de Limia (Ourense)
  • “En cuanto la situación provocada por el COVID-19 ha permitido retomar la actividad de campo, hemos abierto varios centros de trabajo de  conservación de cauces en los puntos más vulnerables de la demarcación hidrográfica” ha explicado el presidente
  • Estas actuaciones están incluidas en los contratos de mejora y  restauración de cauces programados para 2020

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, continúa los trabajos de limpieza  de ríos en la provincia de Ourense.

Esta semana han retomado las actividades de limpieza de cauces y mejora de la capacidad de desagüe del ríos Airoa a su paso por el municipio de Xinzo de Limia (Ourense); estas actuaciones están incluidas en el Encargo a la empresa Tragsa para el Servicio de Conservación y Restauración de cauces de la Demarcación Miño-Sil, que se prorrogarán hasta final de año.

De la inspección previa a las zonas de actuación se detectó abundante vegetación arbórea y arbustiva y un importante número de árboles secos con riesgo de caída al cauce y de troncos y ramas caídas que impiden la circulación del agua. Las márgenes muy cubiertas de maleza, que en algún tramo llega a invadir completamente el cauce, provocan una notable merma de la capacidad de desagüe del río.

Para solucionar esta problemática general, se está trabajando en el acondicionamiento y limpieza del cauce en dominio público hidráulico y zona de servidumbre, incluyendo la poda y clareo de ramas bajas, tala, troceado, apilado y retirada de los árboles secos presentes en el tramo, especialmente en las inmediaciones de las infraestructuras de paso.

Los restos vegetales son retirados de la zona y se transportan al gestor autorizado; en el caso de los alisos, se aplican las medidas o recomendaciones profilácticas con el objeto de evitar la propagación de Phytophthora Alni.

Estos trabajos, que se prolongarán hasta la segunda quincena del mes de mayo, están siendo ejecutados por 1 brigada compuesta por cuatro operarios especializados y un capataz. La inversión prevista supera los 24.500 euros.

“En cuanto la situación provocada por el COVID-19 ha permitido  retomar la actividad de campo, hemos abierto varios centros de trabajo de  conservación de cauces en los puntos más vulnerables de la demarcación hidrográfica, uno de ellos en el río   Airoa a su paso por Xinzo, pero también en los ríos Deva en Pontedeva (Ourense); Mao en Bóveda (Lugo), y Anllo y Guisande en Cospeito (Lugo); así como en el arroyo Barredos en Camponaraya (León).

“Esta Encomienda finalizará en el segundo semestre de 2020, si bien, estamos valorando, al igual que en 2019,  un contrato complementario de refuerzo que dé cobertura a un mayor número de tramos con problemas, todo ello con el ánimo de prevenir inundaciones y avenidas que pudieran afectar a las personas y sus bienes” ha concluido el presidente.