• El presidente de la CHMS visitó a los alumnos del CEIP Virxe de Covadonga durante las actividades de reconocimiento del río Barbantiño en Punxín- (Ourense)
  • Dentro del proyecto “Me gusta mi río: enséñame a cuidarlo”
  • El objetivo del proyecto es potenciar el valor ambiental de los ríos de la cuenca y concienciar, desde la infancia, sobre la importancia de la protección y conservación de los ecosistemas fluviales
  •  Se trata de un proyecto piloto que se está desarrollando en Ourense, Lugo y Ponferrada y que se pretende dar continuidad en función de los resultados obtenidos

 

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), a través del Organismo autónomo Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), fomenta la Educación y la Sensibilización Ambiental de la población, desde la infancia, potenciando el valor ambiental de los ríos de la cuenca y concienciando sobre la importancia de la protección y conservación de los ecosistemas fluviales.

Esta mañana el presidente del organismo de cuenca, Francisco Marín, acompañado por la Jefa Territorial de Educación de la Xunta en Ourense, Mariluz Fernández, han visitado el río Barbantiño en Punxín (Ourense), para comprobar el desarrollo de las actividades que más de 50 alumnos del CEIP Virxe de Covadonga están realizando en el marco del proyecto “Me gusta mi río: enséñame a cuidarlo”, promovido por este organismo de cuenca.

 

Proyecto

El proyecto está dirigido a escolares de educación primaria (10-12 años), de centros escolares de las ciudades de Lugo, Ourense y Ponferrada, y tiene como principal objetivo que los alumnos comprendan que los recursos naturales como el agua  y los ecosistemas que la sustentan son limitados y que debemos de asumir la responsabilidad y el papel del ser humano en la conservación de estos recursos.

Por otra parte, se trata de aproximar el río a los escolares a través de actividades que complementen la formación académica y de fomentar el contacto directo de los niños con el entorno natural, aumentando los conocimientos sobre las diferentes especies de fauna y flora de los ecosistemas fluviales más próximos a su lugar de residencia.

“A través de estas actividades recordamos a los más pequeños la necesidad de respeto, cuidado, buen uso del agua, porque los pequeños gestos diarios son clave en el ahorro en el consumo de agua y los escolares son el mejor puente y medio transmisor de buenos hábitos entre sus familiares y amigos”, concluyó el presidente.

Francisco Marín agradeció la implicación de la Xunta de Galicia, a través de la Jefatura Territorial de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de Ourense y del CEIP Virxe de Covadonga tanto en la predisposición a colaborar como en la coordinación de las distintas actividades que se realizarán a lo largo de este curso escolar.